Menú
laRepúblicaCultural.es - Revista Digital
Inicio
LaRepúblicaCultural.es - Revista Digital
Síguenos
Hoy es Martes 22 de enero de 2019
Números:
ISSN 2174 - 4092

Nepal, el proyecto solidario de Enrique Flores - LaRepúblicaCultural.es - Revista Digital

No me importa decir que algunos días, las noticias cercanas que recibo vienen a través de los ojos de Enrique Flores. De los ojos y de sus lápices, que en sus cuadernos hacen que una cascada de ideas y diálogos se transmitan desde la realidad al observador. Para mí es otra forma de cine o de teatro documental, que establece una comunicación social más de compromiso que de mera plasmación de objetos o personas. Y quiere la casualidad que él y Antonia Santolaya, su pareja, también artista (ambos corresponsables de Cuatro Ojos), hicieran un recorrido de 300km a pie, hace unos años por el Nepal, al pie del Annapurna. Como no es capaz de dejar pasar nunca la ocasión, ha decidido que lo el mejor regalo solidario que podía hacerle a aquel país tras su terremoto, sería el de entregar los beneficios íntegros de un nuevo cuaderno de viaje, para ayudar en la reconstrucción del país.

república, cultural, revista, digital, solidaridad, nepal, dibujo, ilustración, novela gráfica, enrique flores, a buen paso, annapurna, La República Cultural

Nepal, el proyecto solidario de Enrique Flores

Flores de Nepal

Versión para imprimir de este documento Versión imprimir
Nepal
Ampliar imagen

Nepal

Luis Pérez Ortiz (LPO) inicia un dibujo de Enrique Flores durante la presentación del libro, que ahora se puede ver terminada en su página. Foto: Julio Castro.

Nepal
Ampliar imagen
Nepal

Luis Pérez Ortiz (LPO) inicia un dibujo de Enrique Flores durante la presentación del libro, que ahora se puede ver terminada en su página. Foto: Julio Castro.

Click en las imágenes para ampliar
DATOS RELACIONADOS

Título: Nepal: 300 km a pie alrededor del Annapurna
Autor: Enrique Flores
Editorial: A Buen Paso (2015)
Formato: dimensiones 17 x 24 cm, 96 pág. Rústica
ISBN: 978-84-944076-2-8

Julio Castro – La República Cultural

No me importa decir que algunos días, las noticias cercanas que recibo vienen a través de los ojos de Enrique Flores. De los ojos y de sus lápices, que en sus cuadernos hacen que una cascada de ideas y diálogos se transmitan desde la realidad al observador. Para mí es otra forma de cine o de teatro documental, que establece una comunicación social más de compromiso que de mera plasmación de objetos o personas.

Y quiere la casualidad que él y Antonia Santolaya, su pareja, también artista (ambos corresponsables de Cuatro Ojos), hicieran un recorrido de 300km a pie, hace unos años por el Nepal, al pie del Annapurna. Como no es capaz de dejar pasar nunca la ocasión, ha decidido que lo el mejor regalo solidario que podía hacerle a aquel país tras su terremoto, sería el de entregar los beneficios íntegros de un nuevo cuaderno de viaje, para ayudar en la reconstrucción del país.

En el momento de comenzar, LPO (el dibujante Luis Pérez Ortiz), comienza a esbozar un dibujo de Enrique Flores, que ha comenzado con su exposición del libro, así que no puedo evitar captar al dibujante cazado por el dibujante, que luego completará su tarea.

Al comenzar la presentación, tanto el autor como la editora, Arianna Squilloni, nos explican que se trata de “un libro de caminantes en una editorial para caminantes”, y es que la editorial, de nombre A Buen Paso, la responsable de su publicación, se define como una editorial de “libros para caminantes curiosos”. A fin de introducir al público en su historia, nos involucra en la presentación, comparando lugares destruidos con ilustraciones de edificios que él pudo visitar, y que han quedado recogidos en sus cuadernos. Pero también trata de aproximar la realidad a la gente que ha sufrido y aún sufre las consecuencias de la devastación de los terremotos.

Es cierto que en estos años, la percepción y la transcripción de la mirada de Enrique sobre sus dibujos han cambiado mucho, no sé si es resultado de su implicación en el 15M, o al contrario. Pero la realidad es que lo que en aquellos momentos, durante el viaje, se concentraba en edificios y paisajes, ahora enfoca a las personas y a lo que dicen.

Por eso, aunque el autor que hoy encontramos en las calles entre las manifestaciones, asambleas y bullicio ciudadano, transmite un mensaje más directo, a través de la selección hecha desde sus cuadernos de viaje nepalíes encontraremos a algunas gentes, muchos paisajes y, seguramente, algunos lugares que ya no existan, o que se hayan visto transformados por la brutal naturaleza. Son formas diferentes de enfrentar la visión de la vida desde una misma persona en distintos momentos.

De hecho, él mismo se reconoce en otro momento y, al final de la presentación de su libro, no evita decir que si hoy realizara ese mismo viaje, seguiría recogiendo paisajes, porque son impresionantes, pero habría mucha más gente en sus dibujos.

Con este planteamiento, la idea de conocer una faceta anterior del dibujante le da un interés añadido a su viaje por los alrededores del Annapurna. En cualquier caso, el cuidado trabajo de Enrique siempre está ahí, en este caso con acuarelas (que no con lápices como en sus cuadernos de 15M) y con ese acabado que deja sobre el papel la cercanía del lugar al observador.

Respecto a la finalidad de la publicación (que parece secundaria, pero es el objetivo principal), el autor nos cuenta que ha pedido referencias para esta donación solidaria, de manera que le han recomendado la labor de una pequeña ONG, Montañeros para el Himalaya Edurne Pasaban, vinculada al entorno, y que se dedica a proyectos educativos, lo cual le lleva a elegirla, porque, señala, “es importante invertir en educación” y, efectivamente, qué mejor manera de reconstruir cualquier país.

No se trata de un proyecto en el que se comparten beneficios, o se trate de adquirir fama por medio de la donación, ya que ni siquiera se ha prevenido a la propia ONG de que la campaña está en marcha, y se le comunicará más adelante, o simplemente ingresando el dinero correspondiente. Este detalle ya nos cuenta mucho de quienes lo conducen, y de la manera de moverse en entornos verdaderamente solidarios.

Es preciso recordar que Enrique Flores, no sólo es un gran dibujante, sino también un tremendo solidario, capaz de involucrarse el primero e implicar a todo el mundo detrás con su ejemplo y sus propuestas. Sus lugares son mucho más que edificios: son gente y situaciones, capaces de acometer proyectos hacia futuro.

No dudo en recomendar conocer las obras de este autor, pero ahora mismo, hay que comprar el ejemplar de Nepal: 300 km a pie alrededor del Annapurna, que se puede conseguir en lugares como la librería La Central, de Madrid, y en otras, o bien por medio de la propia editorial. Yo ya compré el mío ¿y tú?

FORO DEL ARTÍCULO
¿Quién eres?

Tu mensaje

Alojados en NODO50.org
Licencia de Creative Commons