Menú
laRepúblicaCultural.es - Revista Digital
Inicio
LaRepúblicaCultural.es - Revista Digital
Síguenos
Hoy es Domingo 20 de agosto de 2017
Números:
ISSN 2174 - 4092

Cuentos del libro de la noche, de José María Merino - LaRepúblicaCultural.es - Revista Digital

El microrrelato es un género muy apreciado por José María Merino, nuestro más brillante escritor del fantástico, y por el que muestra una especial inquietud, derivada de su pasión por el cuento. De hecho, en su libro de ensayos Ficción continua sintetiza las bases del ultracorto, dentro de un artículo certero donde analiza la proliferación de ficciones breves y los diferentes tipos de ellas. Merino concibe entonces el microrrelato como una condensación, breve y sugerente, de la tensión dramática, pero siempre con un desarrollo narrativo.

república, cultural, revista, digital, literatura, prosa, narrativa, Cuentos, libro de la noche, José María Merino, alfaguara, relatos, La República Cultural

Cuentos del libro de la noche, de José María Merino

Intensos destellos ultracortos

Tip A Friend  Enviar
Versión para imprimir de este documento Versión imprimir
Cuentos del libro de la noche
Ampliar imagen

Cuentos del libro de la noche

Portada del libro de José María Merino.

Cuentos del libro de la noche
Ampliar imagen
Cuentos del libro de la noche

Portada del libro de José María Merino.

DATOS RELACIONADOS

Título: Cuentos del libro de la noche
Autor: José María Merino
Editorial: Alfaguara
Formato: encuadernación en tapa blanda; 176 pág.
ISBN: 978-84-204-6791-7

Alberto García-Teresa – La República Cultural

El microrrelato es un género muy apreciado por José María Merino, nuestro más brillante escritor del fantástico, y por el que muestra una especial inquietud, derivada de su pasión por el cuento. De hecho, en su libro de ensayos Ficción continua sintetiza las bases del ultracorto, dentro de un artículo certero donde analiza la proliferación de ficciones breves y los diferentes tipos de ellas. Merino concibe entonces el microrrelato como una condensación, breve y sugerente, de la tensión dramática, pero siempre con un desarrollo narrativo.

Fruto de ello son los 85 cuentos hiperbreves agrupados en este volumen, coherentes con su trayectoria pero novedosos al mismo tiempo. En ellos, los elementos fantásticos irrumpen en la cotidianeidad, en el hogar, en la vida diaria, aunque difuminados en esta ocasión por la pátina del sueño, por la noche, que cobra entidad propia y se convierte en el nexo de unión de las historias. Enlaza así con su tema particular de la vaguedad de fronteras entre lo real, lo soñado y lo ficticio, acrecentado esta vez por los ambientes de pesadilla, la duermevela y por la corta extensión. El propio autor forma parte de ese juego, puesto que reconoce que no sabe si estos relatos fueron escritos por él o por alguno de los personajes fantásticos que se acomodan en su casa al llegar la noche. En ese sentido, Merino, siguiendo además los principios de lo fantástico, aplica su teoría y no explica las situaciones, sino que sólo las presenta, sintetiza los sucesos y los resuelve pero no los extiende. En la brevedad del ultracorto, la sugerencia es potencia, y el escritor sabe aprovecharlo con habilidad.

Muchos hiperbreves están narrados en presente, con lo que consigue una inmediatez que la intensidad, la brevedad y lo cotidiano precisan para absorber por completo al lector, quien se convierte en un alter ego de los protagonistas de las historias, pues estos hechos extraordinarios podrían haberle ocurrido a él.

Merino aspira a subvertir el orden natural, a dinamitar la lógica racionalista y empírica. Expresa el escepticismo de aquél que se niega a parcelar la vida y la imaginación. De ahí que emplee el recurso recurrente del ultracorto de la nueva perspectiva en varias ocasiones. Además, utiliza los espejos, cuyo reflejo de la realidad permite jugar con su deformación o su invención. Sólo se separa de estos temas en un par de ocasiones, para adentrarse en la metaliteratura (elemento con mucha aceptación entre otros cultivadores del hiperbreve). Sin embargo, en ellos mantiene esa apología vital de la imaginación, como al revelar que el último capítulo de El Quijote fue modificado y que, en realidad, éste derrotó al mago que alteraba su alrededor y fundó un linaje de nuevos caballeros andantes aún vivos.

Por otra parte, el libro viene acompañado de ilustraciones esquemáticas y collages del escritor. Sin duda, es mejor narrador que dibujante, pero con ellos logra acrecentar esa atmósfera entrañable y lárica que rodea la mayoría de las piezas.

José María Merino de nuevo, por tanto, nos abre las puertas, sólo las abre, de un universo mucho más complejo, ambiguo, inquietante y, en definitiva, rico e interesante que el nuestro.

FORO DEL ARTÍCULO
¿Quién eres?

Tu mensaje

Control anti-spam. Escriba los siguientes caracteres:

Alojados en NODO50.org
Licencia de Creative Commons