Menú
laRepúblicaCultural.es - Revista Digital
Inicio
LaRepúblicaCultural.es - Revista Digital
Síguenos
Hoy es Viernes 18 de agosto de 2017
Números:
ISSN 2174 - 4092

Crónicas birmanas, Guy continúa analizando dictaduras - LaRepúblicaCultural.es - Revista Digital

La mayoría de nosotros lo conocimos con su libro del 2003 Pyongyang (del que ya hablamos en la revista) pero este incansable ilustrador lleva desde el 2000 abriéndonos las puertas de estos herméticos países. Recientemente tuve la suerte de acercarme a esta novela que nos adentraba en el Myanmar (como realmente se llama actualmente este convulso país del sudoeste asiático), si bien ya no es el país que Guy Delise describió en el 2003, sin duda nos sirve para conocer como era en su momento y es que vuelve a describirnos de una manera sencilla y directa las curiosidades de estos países y la opresión en las que sus dictadores las mantienen.

república, cultural, revista, digital, novela gráfica, cómic, ilustración, Guy Delisle, crónicas birmanas, astiberri, 2008, La República Cultural

Crónicas birmanas, Guy continúa analizando dictaduras

El dibujante canadiense muestra la realidad tras los muros de Birmania

Tip A Friend  Enviar
Versión para imprimir de este documento Versión imprimir
Crónicas birmanas
Ampliar imagen

Crónicas birmanas

Portada del libro de Guy Delisle, que publica Astiberri.

Crónicas birmanas
Ampliar imagen
Crónicas birmanas

Portada del libro de Guy Delisle, que publica Astiberri.

DATOS RELACIONADOS

Título: Crónicas birmanas
Autor: Guy Delisle
Ilustraciones: Guy Delisle
Editorial: Astiberri (2008)
Formato: Novela Gráfica, blanco y negro. Rústica con solapas. 272 páginas.
ISBN: 978-84-96815-66-7

Manuel López – La República Cultural

La mayoría de nosotros lo conocimos con su libro del 2003 Pyongyang (del que ya hablamos en la revista) pero este incansable ilustrador lleva desde el 2000 abriéndonos las puertas de estos herméticos países. Recientemente tuve la suerte de acercarme a esta novela que nos adentraba en el Myanmar (como realmente se llama actualmente este convulso país del sudoeste asiático), si bien ya no es el país que Guy Delise describió en el 2003, sin duda nos sirve para conocer como era en su momento y es que vuelve a describirnos de una manera sencilla y directa las curiosidades de estos países y la opresión en las que sus dictadores las mantienen.

A diferencia de la anterior obra mencionada, él no es ya el protagonista del viaje si no que logra entrar en él ya que su esposa, que trabaja en Médicos sin fronteras (MSF), consigue un visado también de trabajo y se va con él y con su hijo. Decide abandonar sus trabajos de animación y durante un año se plantea una vida casera, disfrutando de su hijo Luois (un vástago de apenas un año de edad) y de momentos de ocio que dedicar a esta nueva novela sobre el país que debe descubrir.

Los inicios son duros y Nadége (su mujer), apenas está en casa. Obviamente las tradiciones del país son radicalmente diferentes a las que está acostumbrado y debe adaptarse a la idiosincrasia de este país que se ve dominado por una férrea dictadura militar.

Gracias al papel de su esposa conocemos algo del trabajo de las ONGs allí, de sus problemas con el gobierno para acceder a las zonas más desfavorecidas y realizar así sus funciones humanitarias, del esfuerzo de MSF de romper un muro imposible y de los trapicheos que intentan realizar para poder lograrlo. Guy nos lo cuenta a través de su visión, siempre cómica, como pareja de la médico y se entera de estos temas a medida que va a reuniones de compañeros de trabajo de su esposa ó, incluso, se adentra en un pequeño viaje con ella al interior de la jungla birmana.

Y es que Guy no es la persona más activa, ve todo entre bambalinas mientras lleva a su hijo a la guardería, intenta entrar en la embajada holandesa, da clases de animación a compañeros y familiares de su esposa, o decide retirarse espiritualmente. Nuevamente no se moja, no toma conciencia del lugar, simplemente narra sus aventuras y desventuras con una extraña cultura sumida por una dictadura que limita libertades y el acceso de la gente a bienes y servicios a fin de mantenerlos subordinados.

Tanto se queda a medias tintas este libro que los protagonistas viven relativamente cerca de la casa en la que el gobierno a encerrado a Aung San Suu Kui (política que ganó las elecciones democráticas pero cuyo gobierno fue disuelto por una nueva junta militar en 1997) y aunque la historia hace amagos de que su encuentro sea el núcleo o desenlace de la historia, el cómico/periodista no intenta lo más mínimo acercarse ó lograrlo.

Pese a ello la novela refleja este viaje bajo el formato de cómic, con historias sueltas de entre una y diez páginas en blanco y negro. Ironía y anécdotas para un país de tradiciones y espiritualidad.

FORO DEL ARTÍCULO
¿Quién eres?

Tu mensaje

Control anti-spam. Escriba los siguientes caracteres:

Alojados en NODO50.org
Licencia de Creative Commons