Menú
laRepúblicaCultural.es - Revista Digital
Inicio
LaRepúblicaCultural.es - Revista Digital
Síguenos
Hoy es Domingo 20 de agosto de 2017
Números:
ISSN 2174 - 4092

La doncella, tan extraña como cautivadora - LaRepúblicaCultural.es - Revista Digital

No podemos negar la buena calidad de las películas que nos llegan desde oriente y Corea del Sur sigue produciendo largometrajes de altísima calidad que por desgracia no siempre llegan a nuestras pantallas, pero que siempre podemos encontrar en plataformas en Internet. Por suerte la película que hoy nos ocupa si podemos verla en las pantallas de nuestro país y eso es gracias a Estados Unidos.

república, cultural, revista, digital, cine, primer plano, La doncella, Park Chan-wook, Jung Seo-kyung, Ha Jung-woo, Kim Min-hee, Jo Jin-woong, La República Cultural

La doncella, tan extraña como cautivadora

Park Chan-wook es no deja indiferente al público… y lo vuelve a lograr

Tip A Friend  Enviar
Versión para imprimir de este documento Versión imprimir
La doncella
Ampliar imagen

La doncella

Cartel del film de Park Chan-wook.

La doncella
Ampliar imagen
La doncella

Una imagen del film de Park Chan-wook.

Click en las imágenes para ampliar
DATOS RELACIONADOS

Título original: Ah-ga-ssi (2016)
Dirección: Park Chan-wook
Guion: Park Chan-wook, Jung Seo-kyung (a partir de la novela de Sarah Waters)
Intérpretes: Ha Jung-woo, Kim Min-hee, Jo Jin-woong, Kim Tae-ri, Moon So-ri, Kim Hae-suk
Fotografía: Chung Chung-hoon
Música: Cho Young-wuk
Duración: 145’
País: Corea del Sur
Productora: Moho Film / Yong Film

Manuel López – La República Cultural

No podemos negar la buena calidad de las películas que nos llegan desde oriente y Corea del Sur sigue produciendo largometrajes de altísima calidad que por desgracia no siempre llegan a nuestras pantallas, pero que siempre podemos encontrar en plataformas en Internet. Por suerte la película que hoy nos ocupa si podemos verla en las pantallas de nuestro país y eso es gracias a Estados Unidos.

Me refiero a Stoker, el acercamiento que tubo el director de esta cinta y que en 2013 le llevó a Hollywood en una de las mejores películas del año. Un Thriller impresionante del que ya nos habló Blanca Vázquez en La República Cultural.

Este es su siguiente largometraje desde aquel y las expectativas eran altas, así que decidió volver a su Corea del Sur par adaptar una novela de Sarah Waters. La historia nos lleva a dicho país en los años ‘30, cuando una joven es seleccionada para hacer de asistente a una mujer no mucho mayor que ella en una vieja mansión mitad coreana mitad europea.

La dueña de la casa vive casi asilada de la sociedad y educada por su extraño tío que quiere casarse con ella por su belleza, aunque la llegada de joven apuesto parece ir a cambiar los planes. Pronto sabremos que el joven está compinchazo con la nueva doncella para lograr que la duela se enamore de él y conseguir así su abultada capital.

Un triángulo extraño (tío-dueña-timador) que se complica aún más cuando la doncella empieza a manifestar un interés romántico por su empleadora. Tras ello, poco a poco, la historia se vuelve más extraña, más loca, menos predecible y con unos giros de guión que ni el más experimentado podría intentar adivinarlos.

Podemos decir que los 145’ tienen un encanto triple: 1) para los amantes de este tipo de historias de amor truculentas, 2) para los amantes del espectáculo visual (Park Chan-wook lo borda con las imágenes captadas) y 3) para los amantes del sexo sucio y sin sentido en los films (y casi totalmente real, demasiado cercano al porno, diría yo).

Y es que hay un contraste fuerte entre las imágenes de la escenografía delicada de los edificios o los jardines, y las imágenes crudas y brutales de sexo que, personalmente, opino que le vuelven a sobrar al director de su guion. No en vano podría de una vez asumir que no hace porno (o que sí lo hace) y no alargar en exceso estas relaciones íntimas que, a la larga, son de lo que más se recordará de la cinta.

Pese a ello, y si logramos ignorar lo anterior, nos enfrentamos a una cinta algo loca y con un exceso de giros argumentales que rozan lo absurdo y que hacen que (a mi parecer) el espectador vaya perdiendo interés. No en vano dura más de dos horas y se acaba perdiendo, en parte, la idea inicial por una de las numerosas subtramas abiertas y que es difícil relacionar.

FORO DEL ARTÍCULO
¿Quién eres?

Tu mensaje

Control anti-spam. Escriba los siguientes caracteres:

Alojados en NODO50.org
Licencia de Creative Commons