Menú
laRepúblicaCultural.es - Revista Digital
Inicio
LaRepúblicaCultural.es - Revista Digital
Síguenos
Hoy es Sábado 21 de octubre de 2017
Números:
ISSN 2174 - 4092

Your name ¿la película de animación del año? - LaRepúblicaCultural.es - Revista Digital

Finalmente logró estrenarse en España este largometraje del 2016 que quiere ser el nuevo paradigma de la animación japonesa. La película de animación del año pasado tardó, pero logró estrenarse hace unos meses en algunas selectas salas de nuestro país. El género de animación oriental nunca ha tenido una gran repercusión en las taquillas nacionales, por alguna razón nunca ha cuajado y eso que luego se halagan trabajos como los de los maestros Hayao Miyazaki o Satoshi Kon.

república, cultural, revista, digital, primer plano, cine, Your Name, japón, Makoto Shinkai, CoMix Wave Films, La República Cultural

Your name ¿la película de animación del año?

Desde Japón, amor imposible y cómo conseguirlo

Tip A Friend  Enviar
imprimir documentoVersión para imprimir de este documento Versión imprimir
Your name
Ampliar imagen

Your name

Cartel del film de animación de Makoto Shinkai.

Your name
Ampliar imagen
Your name

Cartel del film de animación de Makoto Shinkai.

DATOS RELACIONADOS

Título original: Kimi no na wa (2016)
Dirección: Makoto Shinkai
Guion: Makoto Shinkai
Intérpretes: Animación.
Fotografía: Animación.
Música: Radwimps
Duración: 106’
País: Japón
Productora: CoMix Wave Films

Manuel López – La República Cultural

Finalmente logró estrenarse en España este largometraje del 2016 que quiere ser el nuevo paradigma de la animación japonesa. La película de animación del año pasado tardó, pero logró estrenarse hace unos meses en algunas selectas salas de nuestro país. El género de animación oriental nunca ha tenido una gran repercusión en las taquillas nacionales, por alguna razón nunca ha cuajado y eso que luego se halagan trabajos como los de los maestros Hayao Miyazaki o Satoshi Kon.

La gran baza de la película que hoy nos ocupa es que venía precedida de numerosos premios Mejor Película de Animación en Sitges o para los Críticos de Los Ángeles, o nominada como Mejor Película en los Annie, en los Satellite Awards y en el London Film Festival. Si a esto añadimos que cuando se estrenó aquí ya era la película de animación japonesa más taquillera de la historia, desbancando a El viaje de Chihiro del mencionado Miyazaki y su estudio Ghibli. Como fan de la anterior me preguntaba, ¿puede esta nueva película ser tan buena como para reemplazarla también en los corazones de los fans del género?

Sólo había una manera de saberlo: viéndola.

La historia nos lleva a un Japón más o menos actual donde dos jóvenes descubrirán que algunas noches, sus psiques pueden cambiar de cuerpo, despertándose en uno ajeno y siendo obligados a llevar una vida que no es la suya durante un día entero. Una conexión sobrenatural que no logran explicarse y es que pronto deberán establecer sistemas de hablar entre ellos, para no destrozar la vida del otro y poder así dar coherencia ante sus familiares y amigos.

Poco a poco se va escribiendo así una historia de amor, un romance a distancia, como por vía postal hasta que esa conexión se corta. Es entonces cuando empieza, por así decirlo, una segunda historia, un nuevo hilo argumental donde él hará lo posible por encontrar el pueblo donde ella reside. Aventuras y desventuras en una parte algo más floja que trata de explicar esa conexión sobrenatural.

¿Podemos entonces decir que realmente sea una digna sucesora del espíritu Ghibli/Miyazaki? Desde mi punto de vista la respuesta es sencilla: no. Si bien la animación es sencillamente impresionante en cuando a la perfección de la misma, desde las ciudades, a los movimientos de los personajes, pasando por cielos y agua; creo que la historia no está a la altura de esas con las que se compara.

La perfección a veces es ajena a la magia. Por alguna razón la película se me antoja perfecta, como algunas de Hollywood con millones de dólares en efectos y con actuaciones magistrales, pero carente de magia, de alma. Una forma magistral sin un contenido a la altura, se me antoja como una caracola de la playa, algo bonito pero que no volvería a ver y que, de hecho, me costó terminar los 106 minutos de duración del largometraje por no ser capaz ni de sentir empatía con los protagonistas (menos tras el giro de guión).

Aun así, sé que no es un sentimiento universal, pero también he visto que no soy el único que se sintió así con esta película. Por lo que sólo me queda invitaros a todos a verla y opinar, porque la animación no es solo para niños.

FORO DEL ARTÍCULO
¿Quién eres?

Tu mensaje

Control anti-spam. Escriba los siguientes caracteres:

Alojados en NODO50.org
Licencia de Creative Commons