Menú
laRepúblicaCultural.es - Revista Digital
Inicio
LaRepúblicaCultural.es - Revista Digital
Síguenos
Hoy es Miércoles 23 de agosto de 2017
Números:
ISSN 2174 - 4092

Okja, la crudeza de la alimentación masiva - LaRepúblicaCultural.es - Revista Digital

Bong Joon-ho, el director coreano de esta cinta, tuvo un encargo importante tras el éxito de su anterior película. Snowpiercer (o Rompehielos, cuando por fin se estrenó en España) fue un éxito de crítica y público, y en La República Cultural hablamos de ella (ver artículo de Banafcheh Pérez). Una maravilla distópica actual que suponía su entrada en el cine occidental tras otras maravillas como The host o Mother.

república, cultural, revista, digital, cine, primer plano, okja, Bong Joon-ho, Ahn Seo Hyun, Tilda Swinton, Jake Gyllenhaal, Paul Dano, La República Cultural

Okja, la crudeza de la alimentación masiva

Pocas películas muestran tan explícitamente el tratamiento animal en las granjas

Tip A Friend  Enviar
Versión para imprimir de este documento Versión imprimir
Okja
Ampliar imagen

Okja

Cartel del film de Bong Joon-ho.

Okja
Ampliar imagen
Okja

Cartel del film de Bong Joon-ho.

DATOS RELACIONADOS

Título original: Okja (2017)
Dirección: Bong Joon-ho
Guion: Bong Joon-ho
Intérpretes: Ahn Seo Hyun, Tilda Swinton, Jake Gyllenhaal, Paul Dano, Devon Bostick, Lily Collins, Giancarlo Esposito, Steven Yeun, Byun Hee-bong, Shirley Henderson, Daniel Henshall, Je Moon, Choi Woo-sik
Fotografía: Darius Khondji
Música: Jaiel Jung
Duración: 118’
País: Corea del Sur
Productora: Lewis Pictures / Plan B Entertainment / Netflix / Kate Street Picture Company

Manuel López – La República Cultural

Bong Joon-ho, el director coreano de esta cinta, tuvo un encargo importante tras el éxito de su anterior película. Snowpiercer (o Rompehielos, cuando por fin se estrenó en España) fue un éxito de crítica y público, y en La República Cultural hablamos de ella (ver artículo de Banafcheh Pérez). Una maravilla distópica actual que suponía su entrada en el cine occidental tras otras maravillas como The host o Mother.

La trayectoria del director está en boga y sin duda las grandes productoras querían echar mano a su siguiente lanzamiento. Curiosamente fue la cadena de televisión de pago Netflix y la productora propiedad de Brad Pitt y Jennifer Aniston Plan B Entertainment los que pusieron 50 millones de dólares para la grabación del largometraje, apostando así por un nuevo tipo de super-producciones que pasan a la pequeña pantalla de golpe y porrazo sin estrenarse en salas. Algo que, por otro lado, no les impidió estrenarla en el Festival Internacional de Cannes donde compitió por la Palma de Oro este 2017.

Aun así, el revuelo producido por el film no ha sido por todo esto, si no por ser una preciosa oda al veganismo. Personalmente desconocía el argumento y simplemente por la trayectoria del director me animé a verla sin saber muy bien qué esperar excepto una historia de fantasía sobre un cerdo gigante.

La historia nos lleva a un presente distópico, donde una mega-corporación intenta salvar su maltrecha imagen con un nuevo producto: un super-lechón. Al parecer una extraña mutación en un cerdo ha producido de manera natural un nuevo tipo de cerdo que podría salvar a una humanidad ansiosa de carne e incapaz de mejorar su producción ganadera actual. El nuevo animal promete solucionar el problema, pero hay que aprender a cuidarlo, por lo que es clonado y distribuido a 10 granjeros por todo el globo para que compitan para saber el mejor método de crianza para en 10 años tener el mejor ejemplar posible.

Con este planteamiento inicial viajamos inmediatamente 10 años al futuro, donde conocemos a una joven coreana que vive y cuida de su super-lechón. El director astutamente nos lo humaniza, nos plantea una relación entre iguales y nos muestra el amor que hay entre estos dos protagonistas. Por desgracia el concurso finaliza y la compañía exige la recuperación del animal, por lo que empieza la búsqueda del animal por parte de la niña junto con un grupo terrorista (el Frente de Liberación Animal) que quiere mostrar el uso cruel que se le va a dar al animal en las granjas de la empresa.

La historia nos lleva por Corea y por Estados Unidos, con unos personajes muy estereotipados e histriónicos (como le gusta al director) para mostrar así las debilidades humanas: la búsqueda de fama, el amor, la venganza, la crueldad masiva del ser humano,… Y acabar mostrando de manera bastante cruda el trato de los animales en las fábricas de comida actuales, su sufrimiento y la tortura que experimentan. Una exposición, tal vez en exceso moralista, pero cierta que, sin duda, y una vez más, nos muestra la necesidad de un mejor tratamiento de los animales para el consumo humano o la necesidad de un cambio en nuestra alimentación para dejar de consumirlo.

Una cinta para reflexionar y llorar, sin dejar de lado el poder disfrutar de una maravillosa dirección, efectos y actuaciones. ¿Preparados para haceros la pregunta?

FORO DEL ARTÍCULO
Opiniones publicadas: 3
    [2266]
  1. El Lunes 24 de julio de 2017, a las 10:53
    Manuel dijo:
    Okja, la crudeza de la alimentación masiva

    Buenos días Anónimo, Igual peco siempre de ingenuo, pero no me gusta saber de qué va una película (o no demasiado) y eso justo me pasó con “Okja” (...) ver+

    Buenos días Anónimo,
    Igual peco siempre de ingenuo, pero no me gusta saber de qué va una película (o no demasiado) y eso justo me pasó con “Okja” donde me acerqué sólo por el renombre del director/guionista sin saber nada de su trama. Tal vez por ello me sentó algo mal el punto de vista algo tramposo utilizado por Bong Joon-ho para exponer su moral vegetariana/vegana.
    Y no sólo un punto de vista ideológico o de opinión, si no que todo el guion se centra en demostrar el maltrato de la industria alimenticia actual hacia los animales en los mataderos (cosa que, tal como indicas en tus comentarios, es evidentemente cierto). Este hecho no me parece mal, pero el guionista aplica numerosas trampas para marcar su moral: el excesivo celo con el que humaniza a Okja, la relación fraternal con la dueña, su inteligencia más que desarrollada,… Nos hace empatizar en gran manera con Okja para exponer esa situación de los animales en las granjas de consumo masivo para que aquellos que lo vean modifiquen sus hábitos alimenticios (o en su defecto, algo ni siquiera expuesto, un cambio en los procesos de obtención de la carne para consumo humano).
    Este hecho podría acabar pronto. Nos exponen lo malo de las granjas de consumo masivo, la tortura de los animales y la codicia y la personalidad sin alma de los productores cárnicos. Pero el guion no para, va más allá: tortura explícita de Okja, demostración del asesinato de los animales, la agonía de los mismos yendo al matadero,… Visiones destinadas a tocar una fibra sensible para hacer calar más un mensaje en una película en la que, sin ello, ya había quedado claro. Ahí es donde el exceso de moralina rompe para mí con la importancia del mensaje.
    Sobre lo de grupo terrorista es así, ya lo dice la RAE “Actuación criminal de bandas organizadas, que, reiteradamente y por lo común de modo indiscriminado, pretende crear alarma social con fines políticos.”; y a modo personal creo que está claro que grandes cambios sociales son sólo nacidos de este tipo de acciones.
    Por lo demás, poco más que comentar y debemos partir de lo de siempre: respeto. Igual que yo respeto a los vegetarianos/veganos, ¿por qué no respetar el consumo de carne? Eso sí, nos queda mucho, por desgracia, para lograr un mejor tratamiento de los animales en los mataderos y las granjas. Y hay que luchar por ello.
    Manuel.
  2. [2260]
  3. El Lunes 24 de julio de 2017, a las 04:25
    Usuario anónimo dijo:
    Malisima la critica

    "grupo terrorista", "moralista", "mejor tratamiento para consumo"… Quién te paga la industria ganadera? La idea es NO MATARLOS, no tratalos bien mientras los asesinas… Ahora te recomiendo que veas el documental "terrícolas".

  4. [2259]
  5. El Lunes 24 de julio de 2017, a las 04:21
    Usuario anónimo dijo:
    Okja, la crudeza de la alimentación masiva

    Una vision moralista? No entendiste nada. Solo refleja la realidad que viven los animales. Sino podes darte una vuelta por un matadero.

¿Quién eres?

Tu mensaje

Control anti-spam. Escriba los siguientes caracteres:

Alojados en NODO50.org
Licencia de Creative Commons