Menú
laRepúblicaCultural.es - Revista Digital
Inicio
LaRepúblicaCultural.es - Revista Digital
Síguenos
Hoy es Viernes 25 de mayo de 2018
Números:
ISSN 2174 - 4092

Desde lo creado antes de Fall - LaRepúblicaCultural.es - Revista Digital

El de Lucía Marote es un largo discurso con la danza que no puede tomarnos de sorpresa, porque es algo que lleva haciendo desde años atrás, a cada momento que su mente se dispone de danza para iniciar su expresión artística. Así lo recoge en esta pieza casi de solo de danza, en la que la música de Anna Barbero acompaña en directo al piano, realizando más que un simple acompañamiento, porque el transcurso de cada sonido alcanza al cuerpo de Lucía, que lo recogerá para darle forma física en la idea que plantea desde su Fall, de manera que atiende a la música y la transforma, pero también a su vez hace el camino inverso, creando entre ambas un todo.

república, cultural, revista, digital, escena, teatro, danza, surge madrid 2018, Lucía Marote, anna barbero, fall, La República Cultural

Desde lo creado antes de Fall

Un recorrido vital en danza

imprimir documentoVersión para imprimir de este documento Versión imprimir
Fall
Ampliar imagen

Fall

Lucía Marote durante la función. Foto: Julio Castro.

Fall
Ampliar imagen
Fall

Lucía Marote durante la función. Foto: Julio Castro.

Click en las imágenes para ampliar
DATOS RELACIONADOS

Autoría: Lucía Marote
Dirección: Lucía Marote
Intérpretes: Anna Barbero, Lucía Marote
Diseño de iluminación: Pablo R. Seoane
Diseño de vestuario: Ana Trejos y Lucía Marote
Acompañamiento artístico: Riccardo Buscarini

Julio Castro – La República Cultural

El de Lucía Marote es un largo discurso con la danza que no puede tomarnos de sorpresa, porque es algo que lleva haciendo desde años atrás, a cada momento que su mente se dispone de danza para iniciar su expresión artística. Así lo recoge en esta pieza casi de solo de danza, en la que la música de Anna Barbero acompaña en directo al piano, realizando más que un simple acompañamiento, porque el transcurso de cada sonido alcanza al cuerpo de Lucía, que lo recogerá para darle forma física en la idea que plantea desde su Fall, de manera que atiende a la música y la transforma, pero también a su vez hace el camino inverso, creando entre ambas un todo.

Un trabajo dividido en piezas o escenas

Desde el comienzo, en el que el piano abre la pieza de danza, el desarrollo vendrá marcado por la conjunción de la música y el movimiento. La propuesta se fragmenta en distintas escenas o movimientos ligados a lo musical, que parecen desarrollar una evolución vital que comienza en el aprendizaje, donde introducirá el juego con un objeto, a través del cual se expone en el conocimiento de sus miembros, el emparejamiento de los mismos, la diferenciación y la disposición para el inicio.

Quizá esa primera parte sea la más gráfica en cuanto al recorrido que nos mostrará, y que comprenden momentos de mayores exaltaciones de la danza vital, frente a otros que reflejan más una pérdida desde la expresión.

Entre siete y ocho escenas componen la pieza completa, con distintos niveles y matices, que la coreógrafa logra hilar a través del movimiento y la música.

Hacia el siglo XX

Un movimiento que, aunque recoge experiencias anteriores, nos trasladan a momentos de la danza contemporánea norteamericana de mediados del siglo XX, o anterior.

Así se lo comento a la salida a Lucía Marote, que me confirma que incluso irá más en ese sentido en adelante, porque quiere profundizar en el ragtime, que cada vez le gusta más. Esto ya se anunciaba en piezas previas, porque la temática de sus coreografías decían mucho de movimientos ya lejanos, tanto en la danza como en lo musical, más bien relacionados con el tema que con el estilo, así que es de esperar que en adelante encontremos esa línea de trabajo.

Pero lo interesante es que ya cuenta con un estilo propio que ha proporcionado a través de sus ideas a las composiciones que propone, de manera que cualquier estilo o influencia anterior, no serán una marcha atrás en el tiempo, sino una evolución a partir de otras épocas, a las que dotará de su propia visión, como viene ocurriendo hasta ahora.

Jugar con los términos

Es curioso que la autora de este Fall juegue con el significado del título, porque siendo una autora que se encuentra en su pleno verano artístico, quiere mostrarse a caballo entre la caída y el otoño. Evidentemente se refiere al contenido que, aún pudiendo ser de construcción vivencial, pone a su protagonista en un desarrollo que pivota entre el aprendizaje y la despedida final, a través de una serie de movimientos que recopilan trayectorias de un personaje. Aquí lo dramático completa el contenido que quiere desarrollar y que, dotándolo de cierta sencillez hacia el público, contienen una construcción de danza y teatro que apenas se percibe más que en el conjunto de esta coreografía, y que desembocan en un tema cantado por la propia artista. En escena se juega con distintos momentos de luces, aunque pesa mucho el contraste sobre su movimiento, de hecho cabe un interesante juego con las sombras que, desgraciadamente en este caso es más difícil de integrar en la disposición de la sala, pero que podría potenciarse con otros elementos.

La pieza sugerirá momentos de nacimiento (sea del individuo o hacia la danza), del desarrollo, del encuentro, del desencuentro, del sentimiento hacia lo materno, del crecimiento y de la despedida, en un ciclo que va del oscuro a la luz, y vuelta atrás.

Más información

Fall (que en inglés significa caer, y también otoño) es un estudio poético, físico, sensorial y musical del paso de la vida por un cuerpo, como una hoja a la que atraviesa el tiempo hasta llegar el momento inevitable de desprenderse y caer. Desde mi apego a la vida, vislumbro el desapego como la imagen de esa hoja que abandona toda sujeción para entregarse al aire y a la tierra, sin poder ya volver atrás. O tal vez como volver a la niña que juega sólo porque juega, sin mayores pretensiones, y a través de su juego se manifiesta el universo.

Este proyecto nace de la necesidad profunda de bailar sin miedo, de entregar mi persona a la danza y de bailar en mis distintas posibilidades. De quitar los frenos y expresar con honestidad y con inocencia las verdades de mi cuerpo. Para ello, recurro a la memoria del mismo, confiando en que la historia está contenida en él y dejando sea ella la que me mueve.

Haciendo un inventario danzado de los rincones de la memoria, los más superficiales y los más ocultos, quiero acercarme al paso del tiempo en el cuerpo, en la persona y en su forma de danzar. Cómo poder seguir bailando siempre, qué información va quedando en mi danza. Qué danza nueva y sutil va surgiendo a medida que pasan los años.

Fecha: el Sábado 12 de mayo de 2018

Horario: a las 21:00h

Lugar: Teatro Pradillo - c/ Pradillo, 12 -Cruz del Rayo- (Madrid)

Información y entradas:

Ver más fechas pasadas

Fecha: el Sábado 12 de mayo de 2018

Horario: a las 21:00h

Lugar: Teatro Pradillo - c/ Pradillo, 12 -Cruz del Rayo- (Madrid)

Información y entradas:

"
Fecha: el Viernes 11 de mayo de 2018

Horario: a las 21:00h

Lugar: Teatro Pradillo - c/ Pradillo, 12 -Cruz del Rayo- (Madrid)

Información y entradas:

"
Fecha: el Jueves 10 de mayo de 2018

Horario: a las 21:00h

Lugar: Teatro Pradillo - c/ Pradillo, 12 -Cruz del Rayo- (Madrid)

Información y entradas:

"
FORO DEL ARTÍCULO
¿Quién eres?

Tu mensaje

Control anti-spam. Escriba los siguientes caracteres:

Alojados en NODO50.org
Licencia de Creative Commons