Menú
laRepúblicaCultural.es - Revista Digital
Inicio
LaRepúblicaCultural.es - Revista Digital
Síguenos
Hoy es Viernes 19 de octubre de 2018
Números:
ISSN 2174 - 4092

El amor y la transición, de la vida a la novela - LaRepúblicaCultural.es - Revista Digital

Hay temas muy presentes en la literatura universal. El amor y los cambios políticos son dos de los que han alimentado grandes novelas a lo largo de los siglos. Aunque no se circunscriben al género negro, se han presentado en la Semana las últimas novelas de dos autores españoles consagrados como son Marta Sanz y Manuel Vilas.

república, cultural, revista, digital, literatura, novela, poesía, narrativa, semana negra, gijón, 2018, XXXI, finalistas, Marta Sanz, Manuel Vilas, Nicolás Ferraro, Cesar Brandon, La República Cultural

El amor y la transición, de la vida a la novela

Amor fou, de Marta Sanz, y Ordesa, de Manuel Vilas se presentan en la Semana Negra de Gijón

Versión para imprimir de este documento Versión imprimir
Semana Negra de Gijón 2018
Ampliar imagen

Semana Negra de Gijón 2018

Inma Luna presentando la novela Cruz de Nicolás Ferraro. Dibujo: Enrique Flores.

Semana Negra de Gijón 2018
Ampliar imagen
Semana Negra de Gijón 2018

Manuel Vilas presentó su novela autobiográfica Ordesa. Foto: Adela Mac Swiney.

Click en las imágenes para ampliar

Inma Luna – La República Cultural

Hay temas muy presentes en la literatura universal. El amor y los cambios políticos son dos de los que han alimentado grandes novelas a lo largo de los siglos. Aunque no se circunscriben al género negro, se han presentado en la Semana las últimas novelas de dos autores españoles consagrados como son Marta Sanz y Manuel Vilas.

Alejadas en argumentos y estilo, el amor y la transición española son temas comunes a las dos novelas. La de Marta, Amor fou (Anagrama), es una historia que escribió en 2004 y que no ha podido publicar hasta este mismo año. En opinión de la autora porque muchas de las cosas que en ella se dicen “no eran correctas para ese momento y nadie se animaba a publicarlas”. La transición española se convierte esta vez en parte fundamental del relato, si bien Sanz ya se había acercado al tema en otras de sus anteriores publicaciones. La autora, en una interesante presentación habló de la literatura que a ella le interesa: “la que remueve conciencias, hace daño y abre las heridas, no aquella que subraya mis prejuicios sino la que me hace mirar para otro lado y transformar mi mirada en la medida de lo posible”.

Marta Sanz se define como una “escritora de izquierdas” y reconoce que mira el mundo “críticamente” aunque a la vez es “muy exigente con las palabras” que elige para articular sus ficciones. La novela Amor fou comienza con el desalojo de La Guindalera en Madrid y desde ahí llega hasta los problemas de la gentrigficación, según ella “derivados de la globalización” y nos presenta a unos personajes que se mueven en función de posibles triángulos amorosos. Marta considera que en la novela queda claro que “lo personal es político”.

Agradecimiento a la familia

Ordesa es el título de la última novela de Manuel Vilas publicada en Alfaguara. Con ella llega hasta la Semana Negra de Gijón, según sus organizadores, “por buena literatura”. La novela no tiene ninguna trama criminal, es un relato íntimo y familiar que surge con la muerte de la madre del autor. Ya fallecido su padre, el Vilas toma conciencia de esa orfandad que se suma a unas circunstancias vitales complicadas y se toma la tarea de escarbar en la memoria.

Quería saber quién era yo y por qué era como era, por lo que aparecen los fantasmas del padre y de la madre, así como de todo el ámbito familiar; así que escribí a partir de una indagación en la familia y lo hice también como una carta de agradecimiento con amor a mi padre y mi madre”, explica Vilas. De cualquier modo, este relato familiar se enmarca en la España de finales de los 60 y principios de los 70 y viene a ser un retrato de la clase media baja a la que pertenecía el autor, lo que lo convierte en un retrato orden sociológico y político de la época, que se completa cuando el hijo se convierte en padre

Una de las cosas que destaca Vilas sobre la experiencia que ha supuesto escribir este libro autobiográfico es comprender lo “fascinante” que era todo aquello que hacían su padre y su madre: “Tú te das cuenta del gran misterio de tu padre cuando él ya no está, es un malentendido al que estamos condenadas todas las familias. No hay forma de salir de ahí. Lo más importante que ha pasado en mi vida es lo que han hecho mi padre y mi madre, por eso es una carta de amor a mis padres”.

La Cruz familiar

De modo bien distinto se refiere a la familia el argentino Nicolás Ferraro, eso sí, en una obra de ficción.

Tuve la oportunidad de acompañarlo en la presentación de su libro Cruz, uno de los finalistas al premio Hammett de novela negra que se falla el viernes 13 en Gijón. Cruz es una novela muy oscura, con escenas de hiperrealismo violento en las que el autor quiere dejar claro que “la violencia no es algo cool sino algo terrible”. Aunque la novela nos habla de narcotráfico y trata de mujeres en la frontera de Argentina con Paraguay, el tema subyacente es el de la familia, el del peso que un apellido como Cruz tiene en su protagonista, un hombre joven que entra en una espiral de violencia para proteger la vida de su cuñada y su sobrina. La novela está contada con un ritmo vertiginoso, a través de un lenguaje seco y con algunos destellos poéticos con los que, según Ferrano, “se intenta anestesiar al lector ante algunas escenas”.

También presentó con gran éxito de público Cesar Brandon su libro Las almas de Brandon. El joven guineano, ganador del concurso Got Talent con sus poemas, destaca por su sinceridad al reconocer que no lee frecuentemente novelas ni poesía y que carece de “referentes literarios”. En su opinión está “viviendo un sueño” y cree que su conexión con la gente se debe a que cualquiera se puede encontrar en sus textos: “Somos todos más parecidos de lo que creemos”.

Llegan los finalistas

Además de todo esto, van llegando a Semana Negra la mayor parte de los finalistas en los diferentes premios que se fallan el viernes y que son los siguientes:

Premio Dashiel Hammett a la mejor novela de género negro publicada en el año 2017.
Finalistas:

Conduce rápido, de Diego Ameixeiras. Akal.
El refugio de los canallas, de Juan Bas. Alrevés.
Las lágrimas de Claire Jones, de Berna González Harbour. Destino.
Mi querido asesino en serie, de Alicia Giménez Bartlett. Destino.
Perros que duermen, de Juan Madrid. Alianza.
Cruz, de Nicolás Ferraro. Revólver Editorial.

Premio Memorial Silverio Cañada a la mejor primera novela de género negro.
Finalistas:

Los motivos del lobo, de Liliana Esclair. Tusquets Argentina.
Vienen mal dadas, de Laura Gomara. Roca Editorial.
Ya no quedan junglas adonde regresar, de Carlos Augusto Casas. M.A.R. Editor.
La asamblea de los muertos, de Tormás Bárbulo. Salamandra.
A menos de cinco centímetros, de Marta Robles. Planeta.

Premio Rodolfo Walsh a la mejor obra de no ficción de género negro.
Finalistas:

¡Extra! Antología de la crónica policial en la Argentina, de Javier Sinay y Osvaldo Aguirre. Del Nuevo Extremo.
El proxeneta, de Mabel Lozano. Alrevés.
El hombre que no fui, de Julio Menéndez Flores y Melchor Miralles. La Esfera de los Libros.

Premio Espartaco a la mejor novela histórica.
Finalistas:

El relojero de la Puerta del Sol, de Emilio Lara. Edhasa.
Pampa del infierno, de Miguel Ángel Molfino. Revólver Editorial.
La perla negra, de Claudia Casanova. Ediciones B.

Premio Celsius a la mejor novela de ciencia ficción y fantasía.
Finalistas:

Las tres muertes de Fermín Salvochea, de Jesús Cañadas. Roca Editorial.
Los que viven en el polvo, de Horacio Convertini. Alfaguara Argentina.
Connerland, de Laura Fernández. Literatura Random House.

Hemos superado ya el ecuador de Semana Negra, en una edición un poco menos “negra” que las anteriores ya que nos estamos encontrando con muchas propuestas alejadas de dicha temática. No obstante, como la realidad siempre tiene intenciones de superar la ficción, anoche mismo se detenía a seis personas en el recinto de Semana Negra acusadas se juego ilegal en un par de tómbolas. Puede que alguno de los escritores o escritoras presentes en Gijón en estos días encuentre ahí el argumento para su próxima novela.

FORO DEL ARTÍCULO
¿Quién eres?

Tu mensaje

Control anti-spam. Escriba los siguientes caracteres:

Alojados en NODO50.org
Licencia de Creative Commons