Menú
laRepúblicaCultural.es - Revista Digital
Inicio
LaRepúblicaCultural.es - Revista Digital
Síguenos
Hoy es Jueves 13 de diciembre de 2018
Números:
ISSN 2174 - 4092

Canzoni, Francesco Guccini, con Gabriella Fenocchio - LaRepúblicaCultural.es - Revista Digital

Se acaba de publicar el libro Canzoni de Francesco Guccini, “con introduzione e commento” de Gabriella Fenocchio. Sobre el cantautor, narrador y estudioso modenés/pavanés/boloñés se han escrito muchos libros y artículos. Se han publicado sus cancioneros autorizados, las letras de sus canciones organizadas por cancioneros de manera cronológica y con una introducción y comentarios que contextualizaban las canciones en la impagable edición Stagioni de la colección Parole e canzoni de la Einaudi. Faltaba atreverse con un estudio filológico que de principio entendiera que no estábamos ante poemas (tal y como se conciben hoy en día) sino ante canciones, ese producto cultural en el que se aúnan dos semiosis, el texto musical y el de la palabra.

república, cultural, revista, digital, música, autor, francesco guccini, literatura, análisis, Gabriella Fenocchio, Bompiani, La República Cultural

Canzoni, Francesco Guccini, con Gabriella Fenocchio

Selección de canciones analizadas desde la filología y la crítica literaria

Versión para imprimir de este documento Versión imprimir
Canzoni. Francesco Guccini. Introduzzione e commento di Gabriella (...)
Ampliar imagen

Canzoni. Francesco Guccini. Introduzzione e commento di Gabriella Fenocchio

Portada del libro que edita Bompiani.

Canzoni. Francesco Guccini. Introduzzione e commento di Gabriella (...)
Ampliar imagen
Canzoni. Francesco Guccini. Introduzzione e commento di Gabriella Fenocchio

Portada del libro que edita Bompiani.

DATOS RELACIONADOS

Autor: Francesco Guccini
Título: Canzoni. Francesco Guccini. Introduzzione e commento di Gabriella Fenocchio
Edición, introducción y comentario: Gabriella Fenocchio
Páginas: 326
Editorial: Bompiani, Firenze-Milano (2018)
ISBN: 978-88-425-9520-1

Manuel Gil Rovira - La República Cultural

Se acaba de publicar el libro Canzoni de Francesco Guccini, “con introduzione e commento” de Gabriella Fenocchio. Sobre el cantautor, narrador y estudioso modenés/pavanés/boloñés se han escrito muchos libros y artículos. Se han publicado sus cancioneros autorizados, las letras de sus canciones organizadas por cancioneros de manera cronológica y con una introducción y comentarios que contextualizaban las canciones en la impagable edición Stagioni de la colección Parole e canzoni de la Einaudi. Faltaba atreverse con un estudio filológico que de principio entendiera que no estábamos ante poemas (tal y como se conciben hoy en día) sino ante canciones, ese producto cultural en el que se aúnan dos semiosis, el texto musical y el de la palabra.

Le canzoni non sono né poesia né musica, sono canzoni, hanno cioè una loro specificità artistica e una loro precisa dignità”, ha afirmado Francesco en varias ocasiones y con expresiones y frases distintas. Palabras que suscribo de principio a fin. Pero sus canciones, como las de los juglares, aquellos que vendían textos escritos en el mercado de Porretta Terme, también son texto escrito. También se nos han trasladado, negro o azul sobre

blanco, sobre el papel. Y sobre el papel, sobre la escritura escrita, perdón por la redundancia, quiere hacer la profesora Fenocchio un acertado y necesario acercamiento.

Se trata de entrar en el laboratorio del escritor de versos (que serán canciones) y presentarlos sabiendo que detrás existe una métrica, que detrás existe un manejo de las figuras retóricas que han formado parte siempre de la poesía popular y de la que hoy entendemos como poesía (la creada para ser recibida desde lo escrito), que detrás existe un imaginario formado por la lectura de una realidad tangible (que irá conformando una concepción del mundo), que detrás subyacen, o se quieren evidentes, unas lecturas que forman parte de esa lectura del mundo, de esa realidad tangible. Ya desde la primera canción presentada, Auschwitz, se nos señala en nota la construcción anafórica: “Ad Auschwitz: ricercata si direbbe, l’insistenza anaforica, poiché il verso sostituisce un primitivo ‘Ricordo tanti bambini’” (p. 14, n.9), o se nos advierte en el comentario: “Anche dalla suggestione di due recenti letture dovette venire al giovane Guccini, fra il novembre e il dicembre del 1965, la sollecitazione alla composizione di questo testo.” (p.15). Y esto, se ve, está hecho tanto desde el conocimiento de la biblioteca física de Guccini, como desde la que el cantautor se sabe tiene en la cabeza porque se evidencia en los textos, hasta entrar en la biblioteca desde el principio. “Il verso di chiusura è citazione letterale di Itaca, uno dei testi più famosi del poeta greco Konstantinos Kavafis (1863-1933): ’Fa´voti che ti sia lunga la via,/ E siano tanti i mattini d’estate/ che ti vedono entrare (e con che gioia/ allegro) in porti sconosciuti prima’ (traduzione di Filippo Maria Pontani)” leemos en la nota 72 de la página 277.

Vuelvo al concepto de canción de Guccini, y retomo lo que se dice en la introducción sobre ante qué estamos: ante canción, ese producto donde convergen esas dos semiosis que son el texto letra y el texto música. Consciente de eso, como se demuestra en el estudio de Gabriella Fenocchio, el trabajo sobre el texto escrito de una canción (aunque sea un acercamiento incompleto a ese hecho creado para ser cantado, como en cualquier caso lo es siempre todo trabajo crítico que implica decidir a qué, cómo y desde dónde queremos acercarnos) es algo que puede aportar, y es el caso, grandes luces sobre una creación y su laboratorio. Pero también sobre el porqué y el para qué del querer encaramarse a un escenario. Y esto se transluce en la edición, en la selección de textos, en las notas y en los comentarios que se abordan desde una esa tradición filológica.

Es un placer leer, por ejemplo, el inicio del comentario a Van Loon en el que, en efecto, el elemento referido, el objeto de la empatía se expresan a través de una técnica de creación de texto, una figura que viene de esa tradición en la que oralidad y escritura caminaban de la mano. Esa “sorta di senhal” de la tradición trovadoresca provenzal.

‘Più l’età si allunga e più capisci quei padri che anni prima avevi rifiutato e combattuto, soprattutto perché le loro sconfitte sono poi diventate anche le tue, e così le piccole, tempo prima non riconoscibili, vittorie’ (Stagioni, p.218). Così Guccini si riferisce al protagonista di questa canzone, suo padre Ferruccio, celato dietro una sorta si senhal, Van Loon, sempre collocato in incipit di verso, ora soggetto di una rievocazione biografica narrativa, ora, con l’enfasi dell’anafora, un vocativo rivolto a un ‘tu’ ravvicinato” (p. 211).

Cabría decir, por tanto, que, como sugiere la portada, el libro es en definitiva de Francesco Guccini y la esmerada edición filológica de Gabriella Fenocchio. Y si el filólogo Guccini hubiera pensado que este acercamiento a su obra no merecía la pena, ni habría contribuido ni lo habría firmado. Y si la profesora Gabriella Fenocchio no supiera entero el Guccini discos y el Francesco conciertos, no se habría adentrado con tanta ilusión en este necesario y preciso trabajo. En esta “voluta scelta” (elección querida y consciente de textos) desde las armas de la filología y la crítica literaria.

Planteaba Franco Fortini, y parafraseo de memoria, que, si los jóvenes en vez de comprar cien discos compraran diez, y si en vez de consumirlos una vez los escucharan cinco veces, los gozarían más y mejor los entenderían.

Cierro aquí esta reseña a vuelapluma porque, leído el libro de Gabriella Fenocchio, me apetece escuchar los cancioneros de Guccini enteros, y detenerme en las canciones analizadas en este Canzoni pausadamente.

FORO DEL ARTÍCULO
¿Quién eres?

Tu mensaje

Control anti-spam. Escriba los siguientes caracteres:

Alojados en NODO50.org
Licencia de Creative Commons