Menú
laRepúblicaCultural.es - Revista Digital
Inicio
LaRepúblicaCultural.es - Revista Digital
Síguenos
Hoy es Sábado 23 de marzo de 2019
Números:
ISSN 2174 - 4092

Mujeres en el cuplé de las Putas (rancheras) - LaRepúblicaCultural.es - Revista Digital

Ha elegido un tema, ha seleccionado un formato y también la música que va a conducir sus funciones. Desde hace unos meses, Gloria Albalate viene trabajando en locales de música y copas, pero también en teatros, con su espectáculo Putas (rancheras). No se trata de ponerle un título grosero, es que va de putas, de una, de todas, de lo que para las mujeres significa ese mundo, a merced de quienes opinan (opinamos) y, sin duda, de quienes hacen uso y abuso de cualquier mujer.

república, cultural, revista, digital, escena, teatro, música, cabaret, cuplé, gloria albalate, Melina Liapi, Alex Tatnell, Jorge Gonzalo, La República Cultural

Mujeres en el cuplé de las Putas (rancheras)

Un formato de potente voz y contenido para diferentes espacios

Versión para imprimir de este documento Versión imprimir
Putas (rancheras)
Ampliar imagen

Putas (rancheras)

Alex Tatnell y Melina Liapi acompañan con sus instrumentos a Gloria Albalate. Foto: Julio Castro Jiménez.

Putas (rancheras)
Ampliar imagen
Putas (rancheras)

Alex Tatnell y Melina Liapi acompañan con sus instrumentos a Gloria Albalate. Foto: Julio Castro Jiménez.

Click en las imágenes para ampliar
DATOS RELACIONADOS

Dirección: Jorge Gonzalo
Actriz/cantante: Gloria Albalate
Piano: Melina Liapi
Guitarra/trompeta: Alex Tatnell
Ayudante de dirección: Fernando Roca
Diseño de iluminación: Jorge Gonzalo
Arreglos musicales: Alex Tatnell y Melina Liapi
Producción ejecutiva: Gloria Albalate

Julio Castro – La República Cultural

Ha elegido un tema, ha seleccionado un formato y también la música que va a conducir sus funciones. Desde hace unos meses, Gloria Albalate viene trabajando en locales de música y copas, pero también en teatros, con su espectáculo Putas (rancheras). No se trata de ponerle un título grosero, es que va de putas, de una, de todas, de lo que para las mujeres significa ese mundo, a merced de quienes opinan (opinamos) y, sin duda, de quienes hacen uso y abuso de cualquier mujer.

La voz y el humor

Lo que ocurre es que Gloria utiliza un humor ácido, bestia, lo hace con su lenguaje, con su cuerpo, con la música y con su voz, porque su voz es muy bestia, tremendamente bestia (si la conocen o si acuden a escucharla lo comprobarán).

La delicadeza de Gloria Albalate discurre por otros caminos, en detalles mínimos de sus diversos trabajos, en la manera de establecer sus puentes de relación con quienes están en el escenario, con el tema que se trata, con el propio público en este caso, porque se dirige frontalmente a él, a ellas y a ellos. Más Paquita la del Barrio que Chavela o la Pradera, porque su estilo en general es más divertido que nostálgico, logra construir un recorrido interesante y fluido al que añade sus propias improvisaciones cuando se presta a ello, porque le va en el carácter.

Un nuevo cuplé

El formato utilizado podría tomarse por un cabaret, aunque a mí me conduce más al cuplé, al de cualquiera de aquellas geniales actrices cantantes de del siglo pasado que, por medio de su trabajo, introducían la denuncia y la crítica que los hombres (en su mayoría o exclusividad) asistentes a los locales, tuvieran que tragar con lo que se contaba y se cantaba. El contenido se adapta perfectamente a la idea de lo sicalíptico, que tomó un significado diferente en nuestro cuplé hispano, pero se le da una dimensión diferente a raíz del contenido y del protagonismo de la actriz y cantante.

Más allá del contenido de fondo, el humor sirve de hilo conductor para un formato musical excelente (con los medios con los que se cuenta en pequeños locales) acompañada al piano por Melina Liapi y a la trompeta y la guitarra por Álex Tatnell ofrecen un gran concierto, donde la protagonista es obviamente la voz de su protagonista. A cargo de la dirección esta propuesta cuenta con Jorge Gonzalo.

Personajes que denuncian

Me encuentro con Gloria cada cierto tiempo en diversas obras de teatro desde hace años y, curiosamente, coincide que en sus trabajos el papel de las mujeres a las que da vida tienen algún tipo de sentido y orientación hacia la defensa de género, ya sea en el más reciente, A la Gloria de Lavapiés, de Angie Martín, dirigido por Fernando Roca Andreu, dedicado a Gloria Fuertes e inspirado en su vida y textos, en el Hamlet no es un héroe de Rocío Bello de hace unos años, dirigido por Noé Denia, e incluso en el texto de Orton, El rufián en la escalera, que también dirigió Noé Denia hace tiempo. Ignoro si en esas ocasiones la coincidencia es casual o buscada, pero lo cierto es que cualquiera de ellas conduce a una intencionalidad que ahora es tangible.

Encuentro que el espectáculo de Gloria está más repleto de mujeres que de hombres. La mayoría de ellas, diría yo, de mediana edad, y me parece estupendo por una parte, porque se genera un ambiente muy peculiar entre el público que a veces grita y anima, pero también me parece que mucho varón cree que no tiene nada que compartir (y, claro, que aprender) pero a veces el público se sesga erróneamente y eso acaba derivando en el éxito de un trabajo por las vías que no se esperaba. No es un espectáculo dirigido a un género, sino creado con intención, con humor y con el carácter irónico de su conductora.

Aunque ya hace sus propias indicaciones al respecto a lo largo de la puesta en escena, no se limita a desarrollar un formato educativo/pedagógico, sino que expone un argumento de la vida y situación de su personaje, que irá introduciendo temas musicales en forma de ranchera: el trabajo principal reside en saber mirar lo que se ve, en internalizar la crítica y en generar el debate.

Más información

La prostitución es uno de los grandes temas tabú y especialmente desde el punto de vista institucional. Pocos estados se han atrevido a abrir el debate para establecer una regulación. Y cuando se ha hecho, el debate no ha llegado a conclusiones similares, si no, más bien, todo lo contrario. Hay países que han optado por la abolición y otros por la legalización, dos visiones contrapuestas que hacen más difícil el exportar una solución a otros gobiernos que tienen miedo de tomar decisiones poco populares.

Bajo este prisma, cuando Gloria me propuso montar este proyecto, me pareció que tratar el tema de la prostitución y aportar un granito de arena a este debate sólo podía ser beneficioso.

Ahora bien, el punto de partida es un concierto de rancheras, que, como elemento de unión, amplificaban el discurso. Queremos dar la vuelta a unas canciones típicamente machistas junto a un tema que sólo se ha visto desde el punto de vista del hombre y su satisfacción sexual. Pretendemos desarticular un discurso patriarcal desde el entendimiento de otros puntos de vista.

Así, la investigación de los recursos que Gloria había ido recopilando, nos llevó a terminar con un concierto teatral que usa el teatro documental y dramático como articulación de un análisis que no da soluciones pero que muestra diferentes puntos de vista con sus cuestiones asociadas.

El proyecto

Según Gloria Albalate Este evento no teatral al uso, más cabaretero y más canalla del que me declaro enamorada es otro intento de poner a la mujer como eje de mis trabajos.

Así, decidí abrir un capítulo en mi trayectoria profesional al normalmente referido como el oficio más antiguo del mundo: la prostitución.

Preguntas sin respuesta dan paso a una mezcla de teatro documental y musical con gran carga política.

En este proyecto toman voz tanto los usuarios de prostíbulos como las servidoras del amor.

Lanzamos al público nuestras inquietudes: no hay receta, solo una necesidad de hablar, de contar estos mundos insólitos y cercanos, tan cercanos que son casi invisibles.

El texto

El texto de este acto poético viaja desde el teatro documental hasta el teatro dramático.

En la parte documental se parte de noticias y testimonios de diferentes medios como saltodiario.com, eldiario.es, Debate Feminista, elpais.com, elespañol.- com, elconfidencial.com, elmundo.es, lavanguardia.com o de libros como Porno Feminista. La parte poética se la debemos a Rulo Pardo y Angie Martín.

Las canciones

Rancheras Hay cosas que nacen y no se pueden parar y, si no, que se lo pregunten a las bordadoras de bolillos; ellas siempre dicen: “Esto te lo pide”. Y esa es la realidad, esto pedía marcha mexicana. Por lo dolorosa, quizás por machista, por amorosa, porque de todo esto tiene nuestras “Putas (Rancheras)”.

Con arreglos musicales a cargo de Alex Tatnell y Melina Liapi de distintos temas musicales como: Paloma negra, Volver volver, El Rey, La cama de piedra… Y así, hasta doce temas con la voz de Gloria Albalate.

Fecha: el Jueves 14 de marzo de 2019

Horario: a las 21:45h

Lugar: Sala El Intruso Bar - c/ Augusto Figueroa, 2 -Chueca- (Madrid)

Más información:

Ver más fechas pasadas

Fecha: el Jueves 14 de marzo de 2019

Horario: a las 21:45h

Lugar: Sala El Intruso Bar - c/ Augusto Figueroa, 2 -Chueca- (Madrid)

Más información:

Fecha: el Jueves 28 de febrero de 2019

Horario: a las 21:45h

Lugar: Sala El Intruso Bar - c/ Augusto Figueroa, 2 -Chueca- (Madrid)

Más información:

Fecha: el Viernes 1 de febrero de 2019

Horario: a las 21:45h

Lugar: Sala El Intruso Bar - c/ Augusto Figueroa, 2 -Chueca- (Madrid)

Más información:

FORO DEL ARTÍCULO
¿Quién eres?

Tu mensaje

Alojados en NODO50.org
Licencia de Creative Commons