Menú
laRepúblicaCultural.es - Revista Digital
Inicio
LaRepúblicaCultural.es - Revista Digital
Síguenos
Hoy es Domingo 21 de julio de 2019
Números:
ISSN 2174 - 4092

Represión que no comprende la Anatomía de un vencejo - LaRepúblicaCultural.es - Revista Digital

“¿Sabe qué es lo que encontré cada vez que miré al cielo buscando a Dios? Aviones de guerra. Esos son sus ángeles. Mis ángeles tienen la cara llena de tierra. Jamás olvidaré la cara de mis ángeles”, le reprocha Paloma a la monja, a la que identifica con sus carceleros, como otra torturadora más que viene a sonsacar información desde una conciencia mal entendida. Es agosto en la cárcel de Ventas, el año 1939.

república, cultural, revista, digital, escena, teatro, La Paranoia de Trastaravíes, Antonio M. Morales Montoro, Natividad Gómez, Sandra N. Maroto, Rebeca Lloret, Cristina Martínez, La República Cultural

Represión que no comprende la Anatomía de un vencejo

Mujeres que vuelan en la cárcel

Versión para imprimir de este documento Versión imprimir
Anatomía de un vencejo
Ampliar imagen

Anatomía de un vencejo

Rebeca Lloret y Sandra Maroto durante la función. Foto: Julio Castro.

Anatomía de un vencejo
Ampliar imagen
Anatomía de un vencejo

Cristina Martínez es la voz en off que habla del vencejo. Foto: Julio Castro.

Click en las imágenes para ampliar
DATOS RELACIONADOS

Autor: Antonio M. Morales Montoro
Dirección: Natividad Gómez
Intérpretes: Sandra N. Maroto, Rebeca Lloret, Cristina Martínez (antes también Paloma Mariscal)
Compañía: La Paranoia de Trastaravíes

Julio Castro – La República Cultural

¿Sabe qué es lo que encontré cada vez que miré al cielo buscando a Dios? Aviones de guerra. Esos son sus ángeles. Mis ángeles tienen la cara llena de tierra. Jamás olvidaré la cara de mis ángeles”, le reprocha Paloma a la monja, a la que identifica con sus carceleros, como otra torturadora más que viene a sonsacar información desde una conciencia mal entendida. Es agosto en la cárcel de Ventas, el año 1939, los fascistas han encarcelado a las mujeres para reprimir a la población, para torturar a sus víctimas y poder sonsacarles cualquier indicio de información que pueda conducir a su propia muerte o a la de otras personas. Son rojas, son maltratadas, son gente de mal vivir según los represores, pero cuando pueden darse placer con sus cuerpos, ya sea en el sexo o con el desahogo de la violencia, o bien negocio con los hijos que engendran, no tienen dudas, lo hacen. Cuando no pueden, las fusilan si hay indicios de culpabilidad, o esperan a las “sacas” nocturnas que hacen otros.

Esa madrugada han sonado junto al muro del Cementerio del Este los disparos con los que han segado la vida de 13 Rosas, 13 jóvenes mujeres condenadas en un juicio sumarísimo por su ideología. Esta historia no trata sobre ellas, sino de todas que además de sufrir, callaron, y fueron solidarias entregando su vida por otras, par que la libertad alcanzase otras costas sin fronteras, como las que en su vuelo atraviesa el vencejo.

Un teatro comprometido y poético

El teatro que he visto de La Paranoia de Trastaravíes desde hace un tiempo suele llevar a escena algunas ideas en común que se pueden y se deben apreciar: por una parte es un teatro comprometido y combativo, que denuncia aspectos de la vida que se dan, que se pueden dar en cualquier momento, que la sociedad necesita oír y ver por más que se enfrente a ellos obviándolos en su mente; por otro lado es un teatro con carga poética, que imprime un sentimiento entre la necesidad y la nostalgia, y comparte carácter con ese despertar a la denuncia de la que antes hablaba.

Trabajan en unos formatos en los que se evita el texto de prosa plana, para realizar su desarrollo entorno a la poética que conduce el entorno en el que se escribe. Hace unos meses tuve ocasión de leer el texto dramático ignorando quién era su autor, pero inmediatamente se me vino a la cabeza la idea de que era un trabajo para esta compañía, y ha querido el azar o la intención que así fuera.

Desde el punto de vista del autor

Ahora traen a escena el estreno de este texto de Antonio Morales Montoro, un trabajo ya premiado antes de su estreno en el certamen que Ediciones Invasoras viene haciendo desde dos años atrás. En él, el autor hace que nos asomemos a la guerra, a la tortura, al abuso sobre las mujeres, al robo de niños, a la lucha por la defensa de la diversidad, pero, sobre todo, a la solidaridad de por vida para plantar cara al fascismo.

Se han encontrado dos vertientes de una lucha, que se juntan entre las letras y el escenario, para potenciar lo que se grita y lo que se llora, lo que se exige y lo que se denuncia en este país desde hace más de 80 años.

Dice Antonio Morales en la primera lectura del texto en Madrid “creo en el teatro y practico el teatro que enseña los dientes al poder”, y de eso no cabe duda, porque además se declara heredero de la idea de Julio Vélez acerca de su pueblo natal, Morón de la Frontera, cuando lo señala como “pueblo de la cal y de la rabia”, asumiendo que de esa rabia nace su teatro.

La puesta en escena de la compañía

Natividad Gómez Sánchez transforma el trayecto en el espacio carcelario, que la propia situación limita, en este encuentro descarnado entre la monja y la reclusa torturada, pero a la vez es capaz de sacar a flote el sonido poético del texto, de los personajes y de su argumento, que el texto convierte en un coro de denuncia y rebeldía, frente al horror de un momento real de nuestra historia.

Paloma, la reclusa torturada, Sandra Maroto, desvela a un ser explosivo que difícilmente se contiene en su jaula, y que pese al trato recibido se mantiene firme en sus convicciones, pero también en su deseo de morir para no seguir sufriendo. La monja, a la que da vida Rebeca Lloret, juega sus cartas en un papel tan arriesgado como engañoso frente a la mujer que tiene ante sí. Entre ellas, una figura ajena desarrollará las transiciones con su voz y presencia, para dejar volar al vencejo que ha caído encerrado en esa misma celda, es una voz en off, que se hace presente con Cristina Martínez

En cuanto al elenco, Rebeca es ya una integrante habitual del equipo de la compañía (Tierra adentro, Últimos días de una puta libertaria, La muerte y la doncella,…), a Cristina la hemos visto también con la compañía en Sombras y preguntas, y la más joven y protagonista, Sandra, está por segunda vez a las órdenes de la dirección de Natividad Gómez, porque en el anterior trabajo pudimos verla compartir escenario con la directora en Verjas, pero también en el gran Marat / Sade que dirigió Rakel Camacho.

Es grande el contraste que se produce entre la energía de rabia explosiva que genera el personaje de Paloma, frente a la rabia contenida de la monja. Ambos se ven tamizados por los pasajes en off que hacen de transición entre momentos, pero a la vez se juega con el claroscuro del diseño escénico, desde el que se ha querido resaltar una iluminación de contrastes para acompañar la sombra de la situación en la que se desarrolla el argumento.

Más información

Una presa escucha desde su celda trece tiros de gracia. Desea ser ella una de las trece mujeres asesinadas. Una monja la visita durante tres días seguidos con un fin que la presa no descubrirá hasta el último momento.

Un vencejo planea extrañamente entre las sombras de la mazmorra. En un tono poético, pero claro y contundente se nos muestra la necesidad de creer en la vida y mantener la memoria.

Fecha: el Domingo 31 de marzo de 2019

Horario: a las 18:00h

Lugar: Teatro La Usina - c/ Palos de la Frontera, 4 -Embajadores- (Madrid)

Reservas: 91 389 62 76 / 670 580 570
teatro@lausina.es
Para más información:
.

Ver más fechas pasadas

Fecha: el Domingo 31 de marzo de 2019

Horario: a las 18:00h

Lugar: Teatro La Usina - c/ Palos de la Frontera, 4 -Embajadores- (Madrid)

Reservas: 91 389 62 76 / 670 580 570
teatro@lausina.es
Para más información:
.

Fecha: el Domingo 24 de marzo de 2019

Horario: a las 18:00h

Lugar: Teatro La Usina - c/ Palos de la Frontera, 4 -Embajadores- (Madrid)

Reservas: 91 389 62 76 / 670 580 570
teatro@lausina.es
Para más información:
.

Fecha: el Domingo 17 de marzo de 2019

Horario: a las 18:00h

Lugar: Teatro La Usina - c/ Palos de la Frontera, 4 -Embajadores- (Madrid)

Reservas: 91 389 62 76 / 670 580 570
teatro@lausina.es
Para más información:
.

Fecha: el Domingo 24 de febrero de 2019

Horario: a las 18:00h

Lugar: Teatro La Usina - c/ Palos de la Frontera, 4 -Embajadores- (Madrid)

Reservas: 91 389 62 76 / 670 580 570
teatro@lausina.es
Para más información:
.

Fecha: el Domingo 10 de febrero de 2019

Horario: a las 18:00h

Lugar: Teatro La Usina - c/ Palos de la Frontera, 4 -Embajadores- (Madrid)

Reservas: 91 389 62 76 / 670 580 570
teatro@lausina.es
Para más información:
.

Fecha: el Domingo 3 de febrero de 2019

Horario: a las 18:00h

Lugar: Teatro La Usina - c/ Palos de la Frontera, 4 -Embajadores- (Madrid)

Reservas: 91 389 62 76 / 670 580 570
teatro@lausina.es
Para más información:
.

FORO DEL ARTÍCULO
¿Quién eres?

Tu mensaje

Alojados en NODO50.org
Licencia de Creative Commons