Menú
laRepúblicaCultural.es - Revista Digital
Inicio
LaRepúblicaCultural.es - Revista Digital
Síguenos
Hoy es Viernes 18 de agosto de 2017
Números:
ISSN 2174 - 4092

“En esta sociedad postindustrial todas las ideologías están prohibidas menos la del consumo”, Mein Kapital llega a Madrid - LaRepúblicaCultural.es - Revista Digital

Desde los bosques de taiga de Baikonur a la redacción de una columnista de moda, pasando por el gimnasio y el desván de casa, el capital ha caído por si mismo ante la mirada de quienes querían derribarlo, pero como la tierra cierra por quiebra, habrá que reconstruir la vida en Marte. Ocho textos teatrales montados a partir de un mismo concepto y un autor, exploran el presente y el futuro de un cambio voluntario e intencionado en nuestra sociedad: el responsable es Marx y la idea El Capital, aunque la autoría corresponde a ocho personas y el título es Mein Kapital. Se trata de unos textos muy complejos de llevar a escena para que el público sea capaz de captar el entorno y los fines de la idea de conjunto. No trata de preconizar o de anticipar nada, pero sí de plantear una sociedad que, de no cambiar en algo, está perdida y abocada a trasladar sus errores a cualquier momento y lugar, sea en el colectivo social, en el entorno laboral, en el familiar o en lo individual. Desde el punto de vista de la parodia, sus autor@s conviven con la tragedia de una realidad que, llevada a la ficción futurista de una huída a otro planeta, no acaba de conseguir un cambio real, porque nada parte de cero, y el cambio a un sistema mejor (“todo eso es pasado. En Marte nos espera el futuro”), acabará en el canibalismo por la ausencia de ideologías propias y en un Capri c’est fini, tema musical de Hervé Vilard, como símbolo paródico de una ruptura amorosa (con el trasfondo de uno de los destinos más caros para los amantes, como es la isla de Capri).

“En esta sociedad postindustrial todas las ideologías están prohibidas menos la del consumo”, Mein Kapital llega a Madrid

Teatro del Astillero perfila un alegato en tono satírico, por recuperar las riendas de nuestro destino frente al capitalismo

Tip A Friend  Enviar
Versión para imprimir de este documento Versión imprimir
Mein Kapital
Ampliar imagen

Mein Kapital

Una lucha cuerpo a cuerpo entre Gerardo (Alfonso Pablos) y Rosa (Ana García) en el gimnasio por recuperar las ideologías.
Foto: Julio Castro.

Mein Kapital
Ampliar imagen
Mein Kapital

Mercedes (Ana García) recupera su ideología en el discurso de su última columna que dicta a Pablo (Daniel Martos).
Foto: Julio Castro.

Click en las imágenes para ampliar

Julio Castro - La República Cultural

Desde los bosques de taiga de Baikonur a la redacción de una columnista de moda, pasando por el gimnasio y el desván de casa, el capital ha caído por si mismo ante la mirada de quienes querían derribarlo, pero como la tierra cierra por quiebra, habrá que reconstruir la vida en Marte. Ocho textos teatrales montados a partir de un mismo concepto y un autor, exploran el presente y el futuro de un cambio voluntario e intencionado en nuestra sociedad: el responsable es Marx y la idea El Capital, aunque la autoría corresponde a ocho personas y el título es Mein Kapital.

Se trata de unos textos muy complejos de llevar a escena para que el público sea capaz de captar el entorno y los fines de la idea de conjunto. No trata de preconizar o de anticipar nada, pero sí de plantear una sociedad que, de no cambiar en algo, está perdida y abocada a trasladar sus errores a cualquier momento y lugar, sea en el colectivo social, en el entorno laboral, en el familiar o en lo individual.

Desde el punto de vista de la parodia, sus autor@s conviven con la tragedia de una realidad que, llevada a la ficción futurista de una huída a otro planeta, no acaba de conseguir un cambio real, porque nada parte de cero, y el cambio a un sistema mejor (“todo eso es pasado. En Marte nos espera el futuro”), acabará en el canibalismo por la ausencia de ideologías propias y en un Capri c’est fini, tema musical de Hervé Vilard, como símbolo paródico de una ruptura amorosa (con el trasfondo de uno de los destinos más caros para los amantes, como es la isla de Capri).

Merece la pena ir a ver la obra y a continuación leer el texto (este último apenas cuesta 6€ y está publicado en la Colección Teatro del Astillero). Ambos se complementan muy bien, porque la puesta en escena añade ciertos detalles que no se recogen en el libreto, pero también hay muchas concreciones que se escapan en un trabajo tan denso y diverso. Así, Coaching en Marte, En los bosques de Baikonur, La máquina del tiempo, Están arriba, El canto de las sirenas, Reestructuración, Un capitalito y El sudor de tus manos cuando tiemblan, componen los ocho textos que no se muestran de manera lineal, sino que se van intercalando hasta componer la pieza uniforme que han creado autor@s y compañía.

La pérdida de las ideologías que derivan en el consumismo feroz, o la búsqueda de fantasmas reales donde lo que impera es la historia, son buena muestra de la realidad lo que la escena es capaz de ofrecer en modo de humor y sátira. El intento de asimilar al “enemigo” capitalista para simular una infiltración desde un lugar en ninguna parte, por bosques de Baikonur, tiene resultante en la visión alternativamente, del Yeti o de un Karl Marx, pero caracterizado de Groucho, con mensajes inquietantes y bailando junto al hombre de las nieves. Tras una charla con la actriz Teresa Urroz después de la función, está claro que el simbolismo de la obra también tiene gran importancia, porque muestra su preocupación por la falta de identidad y el desconocimiento de la sociedad actual acerca de ciertos emblemas, por ejemplo, del comunismo.

Muchos confiábamos en derrotar al feroz capitalismo, pero se ha extinguido por su propia voracidad. El problema es que el sistema aún no se ha enterado de su fallecimiento y de la manera caníbal de arrancar los restos. Entre tanto, los demás no nos damos cuenta de que alguien crea un sistema igual en un momento anterior de la historia, y que conduce al mismo lugar o peor, si es que no hay alternativas. En esta historia escénica, en el último momento, se da traslado de la herencia patética a la nueva realidad, como forma de mantener los errores:

Coacher: Religión.
Marciano: Mi familia proviene de judíos rusos emigrados a Estados Unidos.
Coacher: ¿Qué cree que ocurrirá con la Tierra?
Marciano: No tardará mucho en cerrar.
Cocaher: ¿Qué es Marte?
Marciano: Marte es la tierra provisoria, la patria de la utopía, el país del principio, la nación del futuro, el reino del paraíso.
Coacher: ¿Existe el cielo?
Maricano: Existe Marte.

Lo que en un primer momento puede pensarse como un conjunto de sketchs intercalados, pronto queda en evidencia que componen un conjunto lleno de intenciones, y no es posible comprender la obra sino como un todo que, con el texto en la mano, deja claro el valor de la compañía de arriesgarse a esta puesta en escena que, esperemos, pueda tener la respuesta adecuada del público.

Autoría y textos aparte, el trabajo de dirección de Cristina Yáñez, además de complicado es estupendo, ya que parte de los textos y, como puedo averiguar al final, ha sido una dirección cerrada con pocas improvisaciones, así que hay que atribuirle el logro de la integración de textos. El trabajo actoral es magnífico y complicado, ya que las tres actrices y los dos actores del elenco (Teresa Urroz, Laia Martí, Daniel Martos, Alfonso Pablo y Ana García
) consiguen darle vida a los diferentes personajes que se van intercalando, y cuyos caracteres son muy distintos y de situación anímica muy diferente, pero sin dejar de lado que el dinamismo de la obra es muy alto para evitar la dispersión del público.

Atención también a la elaboración de la escenografía y el atrezzo que, ante un trabajo tan completo en lo dramatúrgico y actoral, puede pasar inadvertido, mientras que ofrece en un mínimo espacio, un decorado muy versátil que desde el rincón deja un espacio libre y vacío para dirigirse al público en muy diferentes planos, favoreciendo además la visibilidad desde cada ángulo y permitiendo cambiar la ambientación con apenas unos cambios de luces y de tres o cuatro elementos, pero que parecen muchos más.

Y respecto al contenido y la presentación, ante todo, cuidado, no se trata de un trabajo evidente como puede parecer desprenderse de su presentación, así que nadie confíe en encontrar un panfleto o un libreto de soluciones para la vida postcapitalista, hay que confiar en que seamos capaces de inventar algo y ser timoneles del rumbo de nuestra historia, para que no nos vuelvan a robar el futuro. Cabría la posibilidad de hacer un análisis de páginas y páginas sobre el contenido, y las cuatro o cinco horas de debate posterior en el que me vi envuelto tras la obra me parecen suficientemente demostrativas, pero siempre es preferible que cada cual asista y debata después.

Mercedes: En esta sociedad postindustrial todas las ideologías están prohibidas menos la del consumo, y la televisión es el instrumento de imposición de esta nueva ideología. Una ideología del hedonismo neolaico, ciegamente olvidadizo de los valores humanistas y ciegamente ajeno a las ciencias humanas. Por ello, como primera propuesta de mi carta abierta, propongo abolir inmediatamente la televisión.

Desplegar más información sobre Mein Kapital

¿Qué pasaría si la Tierra, cual empresa, quebrara y tuviera que cerrar? ¿Qué nos llevaríamos si tuviéramos que preparar los pilares de una nueva sociedad en Marte? Estos podrían ser los puntos de partida en clave de comedia, o de ficción, que se desprenden del argumento de Mein Kapital.

De la realidad a la ficción

Quizá suene aún a ficción buscar la continuidad del ser humano en otro planeta. Quizá, pero la realidad no deja de sorprendernos.

El mundo entero asiste a una crisis internacional que asoma como punta de iceberg sin que logremos atisbar la montaña. Lo que viene detrás está por ver. Pero el teatro, atento a la realidad que le circunda, observa, reflexiona y propone una vez más desde su propio universo. Así sucede en Mein Kapital.

El mundo en que viven sus personajes va camino de la destrucción. Un grupo de intrépidos hombres y mujeres son preparados para realizar un viaje al planeta Marte: la tripulación es sometida a un proceso de selección.

A través de sus palabras, acciones e instintos, los tripulantes harán un recorrido sobre las memorias y herencias del ser humano contemporáneo, y sobre el destino tras la caída de los muros, las bombas, los aviones, las bolsas y las ideologías.

Estreno en Madrid

Cuarta Pared presenta el próximo mes de enero el estreno en Madrid de esta arriesgada comedia producida por tres compañías (la aragonesa TranvíaTeatro, la catalana Teatre Tantarantana y la madrileña Teatro del Astillero) que se sumerge en el universo de las relaciones humanas a partir de un texto de Karl Marx.

Tres compañías, ocho autores y un solo texto de partida

El montaje, dirigido por Cristina Yañez de Tranvía Teatro, es el resultado de un proyecto de colaboración entre tres compañías que se propusieron trabajar con un mismo texto de partida: El Capital, de Karl Marx. Para ello, el dramaturgo Luis Miguel González Cruz, de El Astillero, coordinó un equipo de autores (Raúl Hernández Garrido, Inmaculada Alvear, Daniel Martos, Albert Tola, Helena Tornero, Marta Buchaca, Francesc Cerro-Ferrán y él mismo) que han escrito las ocho piezas [crónicas marcianas] que vertebran el montaje.

La intención era abordar el concepto del capitalismo a día de hoy partiendo del texto de Marx, publicado por primera vez en 1867. El resultado es un montaje que habla de relaciones de poder, de explotación, escalas de valores que jerarquizan los medios de producción, trabajo, familia, televisión o la supervivencia del ser humano en medio de esta situación. Todo ello en clave de comedia con tintes grotescos alimentada por otros tantos géneros, como el drama, el misterio, la tragedia, la entrevista o los autos de fe trasplantados al siglo XXI.

Más allá de la escena

El proyecto comenzó a fraguarse hace dos años. En aquel entonces apenas resonaba en la opinión pública la palabra que hoy está en boca de todos: crisis. Sin embargo, en esta ocasión se sucede un paralelismo entre la vida en escena y la vida real digna de destacar.

Siendo un texto sobre el declive de Occidente o el ocaso de las ideologías -más que sobre la idea de crisis-, cuando se inició este proyecto sus creadores estaban, sin saberlo, haciendo una fotografía de la realidad. Cuando comenzaron los ensayos comenzó el 15-M, avanzando a la par. El proyecto ve la luz en un momento de crisis internacional. Para disipar la incertidumbre sobre la situación que vivimos actualmente tendremos que esperar. Por su parte, el teatro propone un viaje al espectador desde ya.

Fecha: el Sábado 21 de enero de 2012

Horario: a las 21:00h

Lugar: Sala Cuarta Pared - c/ Ercilla, 17 -Embajadores- (Madrid)

Entradas: 12€
Reserva y compra de entradas:
Reserva telefónica y compra una hora antes Tlf. 91 517 23 17

Y también en: Entradas.com, Último Minuto

Ver más fechas pasadas

Fecha: el Sábado 21 de enero de 2012

Horario: a las 21:00h

Lugar: Sala Cuarta Pared - c/ Ercilla, 17 -Embajadores- (Madrid)

Entradas: 12€
Reserva y compra de entradas:
Reserva telefónica y compra una hora antes Tlf. 91 517 23 17

Y también en: Entradas.com, Último Minuto

"
Fecha: el Viernes 20 de enero de 2012

Horario: a las 21:00h

Lugar: Sala Cuarta Pared - c/ Ercilla, 17 -Embajadores- (Madrid)

Entradas: 12€
Reserva y compra de entradas:
Reserva telefónica y compra una hora antes Tlf. 91 517 23 17

Y también en: Entradas.com, Último Minuto

"
Fecha: el Jueves 19 de enero de 2012

Horario: a las 21:00h

Lugar: Sala Cuarta Pared - c/ Ercilla, 17 -Embajadores- (Madrid)

Entradas: 12€
Reserva y compra de entradas:
Reserva telefónica y compra una hora antes Tlf. 91 517 23 17

Y también en: Entradas.com, Último Minuto

"
Fecha: el Miércoles 18 de enero de 2012

Horario: a las 21:00h

Lugar: Sala Cuarta Pared - c/ Ercilla, 17 -Embajadores- (Madrid)

Entradas: 12€
Reserva y compra de entradas:
Reserva telefónica y compra una hora antes Tlf. 91 517 23 17

Y también en: Entradas.com, Último Minuto

"
Fecha: el Sábado 14 de enero de 2012

Horario: a las 21:00h

Lugar: Sala Cuarta Pared - c/ Ercilla, 17 -Embajadores- (Madrid)

Entradas: 12€
Reserva y compra de entradas:
Reserva telefónica y compra una hora antes Tlf. 91 517 23 17

Y también en: Entradas.com, Último Minuto

"
Fecha: el Viernes 13 de enero de 2012

Horario: a las 21:00h

Lugar: Sala Cuarta Pared - c/ Ercilla, 17 -Embajadores- (Madrid)

Entradas: 12€
Reserva y compra de entradas:
Reserva telefónica y compra una hora antes Tlf. 91 517 23 17

Y también en: Entradas.com, Último Minuto

"
Fecha: el Jueves 12 de enero de 2012

Horario: a las 21:00h

Lugar: Sala Cuarta Pared - c/ Ercilla, 17 -Embajadores- (Madrid)

Entradas: 12€
Reserva y compra de entradas:
Reserva telefónica y compra una hora antes Tlf. 91 517 23 17

Y también en: Entradas.com, Último Minuto

"
Fecha: el Miércoles 11 de enero de 2012

Horario: a las 21:00h

Lugar: Sala Cuarta Pared - c/ Ercilla, 17 -Embajadores- (Madrid)

Entradas: 12€
Reserva y compra de entradas:
Reserva telefónica y compra una hora antes Tlf. 91 517 23 17

Y también en: Entradas.com, Último Minuto

"
DATOS RELACIONADOS

Autores: Inmaculada Alvear, Marta Buchaca, Francesc Cerro, Luis Miguel González Cruz, Raúl Hernández Garrido, Daniel Martos, Albert Tola, Helena Tornero
Dirección: Cristina Yáñez
Dramaturgia: Luis Miguel González Cruz
Intérpretes: Teresa Urroz, Laia Martí, Daniel Martos, Alfonso Pablo y Ana García
Espacio escénico: Silvia de Marta
Diseño de iluminación: Miguel Ángel Camacho
Realización de escenografía: Jesús Pinto
Espacio sonoro: Paco Aguarod
Caracterización y maquillaje: Ana Bruned
Arreglo de vestuario: Josefina Graus
Equipo técnico: Fernando Medel
Ayudante de dirección: Daniel Martos
Coordinador del proyecto: Julio Álvarez
Dirección de producción: Fernando Vallejo
Duración: 100’
Compañías: Teatro de la Estación, Teatre Tantarantana, Teatro del Astillero

FORO DEL ARTÍCULO
¿Quién eres?

Tu mensaje

Control anti-spam. Escriba los siguientes caracteres:

Alojados en NODO50.org
Licencia de Creative Commons