Menú
laRepúblicaCultural.es - Revista Digital
Inicio
LaRepúblicaCultural.es - Revista Digital
Síguenos
Hoy es Domingo 20 de agosto de 2017
Números:
ISSN 2174 - 4092

Herrumbre, de Ana Vega - LaRepúblicaCultural.es - Revista Digital

Lentamente, la poeta asturiana Ana Vega, a través de obras como La edad de los lagartos, El cuaderno griego o Breve testimonio de una mirada ha ido consolidado una voz propia y coherente, brillantemente dispuesta en fogonazos e inquietantes visiones, que modula un amargo e inclemente estar en el mundo. En Herrumbre, su última entrega, la escritora manifiesta en su inicio su registro, más como declaración de intenciones que como poética por su parte, aunque bien es cierto que constituye una buena descripción de su estilo: “Lenguaje seco, más veraz y despiadado que nunca. La ferocidad de la frase abierta, la palabra desnuda. He aquí su origen, la imagen que de un modo primitivo se refleja en el papel sin intermediario alguno (…). Lenguaje que intenta rescatarse a sí mismo del musgo del que impregna el uso. Capturar la esencia. (…) Alzar la palabra hacia el lugar más elevado y más primitivo de ésta”.

Herrumbre, de Ana Vega

Tip A Friend  Enviar
Versión para imprimir de este documento Versión imprimir
Herrumbre
Ampliar imagen

Herrumbre

Portada del libro de Ana Vega

Herrumbre
Ampliar imagen
Herrumbre

Portada del libro de Ana Vega

DATOS RELACIONADOS

Título: Herrumbre
Autora: Ana Vega
Fotografías: Sonia Marpez
Páginas_ 68
Editorial: Groenlandia, 2012

Ver texto: Herrumbre

Alberto García Teresa – La República Cultural

Lentamente, la poeta asturiana Ana Vega, a través de obras como La edad de los lagartos, El cuaderno griego o Breve testimonio de una mirada ha ido consolidado una voz propia y coherente, brillantemente dispuesta en fogonazos e inquietantes visiones, que modula un amargo e inclemente estar en el mundo.

En Herrumbre, su última entrega, la escritora manifiesta en su inicio su registro, más como declaración de intenciones que como poética por su parte, aunque bien es cierto que constituye una buena descripción de su estilo: “Lenguaje seco, más veraz y despiadado que nunca. La ferocidad de la frase abierta, la palabra desnuda. He aquí su origen, la imagen que de un modo primitivo se refleja en el papel sin intermediario alguno (…). Lenguaje que intenta rescatarse a sí mismo del musgo del que impregna el uso. Capturar la esencia. (…) Alzar la palabra hacia el lugar más elevado y más primitivo de ésta”.

Además, en esta obra, sugerentes fotografías de Sonia Marpez acompañan y potencian sus versos, de marcado horizonte existencialista. De este modo, este libro digital se compone de textos breves, de gran intensidad, alineadas al centro de la página y en las cuales no se emplean mayúsculas.

Ana Vega despliega versos desoladores, que retratan el sufrimiento sentido ante la constatación de cómo los anhelos continuamente se truncan y de cómo “yo poético” no puede abandonar el dolor. Es por ello que algunos textos están formados por oraciones en infinitivos que expresan intenciones de cambio en la manera de vivir, o bien aspiraciones que se comparten con el lector. También abundan las imágenes, de notable plasticidad, que remarcan esa atmósfera de devastación y pesadumbre, de falta de esperanza (“algunas vidas sólo se curan con la muerte”), que constituyen el tono habitual de esta escritora, y que viene determinado por la experiencia del “yo” y la conciencia de la hipocresía de la sociedad: “felices aquellos cuya memoria luce aún casi intacta de horror”.

En definitiva, con esta obra, Ana Vega continúa construyendo un espacio significativo en la poesía española contemporánea.

FORO DEL ARTÍCULO
¿Quién eres?

Tu mensaje

Control anti-spam. Escriba los siguientes caracteres:

Alojados en NODO50.org
Licencia de Creative Commons