Menú
laRepúblicaCultural.es - Revista Digital
Inicio
LaRepúblicaCultural.es - Revista Digital
Síguenos
Hoy es Lunes 21 de agosto de 2017
Números:
ISSN 2174 - 4092

Fantasmas, fin del mundo, vampiros, caníbales y violencia en NOCTURNA - LaRepúblicaCultural.es - Revista Digital

Para la tercera jornada de Nocturna, una vez más apoyando la distribución del cine español de Ciencia Ficción, pudimos disfrutar de Omnívoros, la película del director Óscar Rojo que, en su presentación al público, nos regalaron un emotivo momento con gran parte del equipo, sentados en el patio de butacas defendiendo con uñas y dientes su trabajo ante el público. Con la premisa de una investigación sobre restaurantes clandestinos, Omnívoros, nos adentra en un thriller oscuro sobre la pérdida de los valores fundamentales y el canibalismo, una cinta desigual, con buenas intenciones, pero que se queda a medio camino y sin llegar a terminar de convencer al espectador. No obstante, resulta interesante el trabajo de alguno de sus actores, destacar la caracterización de Paco Manzanedo, como un psicokiller silencioso, frío y distante que resulta bastante creíble.

Fantasmas, fin del mundo, vampiros, caníbales y violencia en NOCTURNA

Del tercero al quinto día de la primera edición del Festival de Cine Fantástico de Madrid

Tip A Friend  Enviar
Versión para imprimir de este documento Versión imprimir
NOCTURNA 2013 - I Festival Internacional de Cine Fantástico de (...)
Ampliar imagen

NOCTURNA 2013 - I Festival Internacional de Cine Fantástico de Madrid

Cartel de Al final todos mueren, el film deJavier Botet, Javier Fesser, David Galán Galindo, Roberto Pérez Toledo y Pablo Vara

NOCTURNA 2013 - I Festival Internacional de Cine Fantástico de (...)
Ampliar imagen
NOCTURNA 2013 - I Festival Internacional de Cine Fantástico de Madrid

Cartel de Al final todos mueren, el film deJavier Botet, Javier Fesser, David Galán Galindo, Roberto Pérez Toledo y Pablo Vara

Manuel López / Noa Piñeiro – La República Cultural

Para la tercera jornada de Nocturna, una vez más apoyando la distribución del cine español de Ciencia Ficción, pudimos disfrutar de Omnívoros, la película del director Óscar Rojo que, en su presentación al público, nos regalaron un emotivo momento con gran parte del equipo, sentados en el patio de butacas defendiendo con uñas y dientes su trabajo ante el público.

Con la premisa de una investigación sobre restaurantes clandestinos, Omnívoros, nos adentra en un thriller oscuro sobre la pérdida de los valores fundamentales y el canibalismo, una cinta desigual, con buenas intenciones, pero que se queda a medio camino y sin llegar a terminar de convencer al espectador. No obstante, resulta interesante el trabajo de alguno de sus actores, destacar la caracterización de Paco Manzanedo, como un psicokiller silencioso, frío y distante que resulta bastante creíble.

De entre las películas del jueves dos destacaron sobre el resto: Insensibles y TikTik, The aswang chronicles.

La primera representa uno de los que, sin duda, debería ser uno de los estrenos nacionales del año. Si bien su estreno en salas se ha tenido que retrasar ya en un par de ocasiones lo visto hace que merezca la pena la espera. El largometraje nos lleva desde algún lugar en los Pirineos en 1931 donde una serie de niños nacen con una extraña enfermedad que los hacen insensibles al dolor físico (aunque resultan ser especialmente agresivos y temerarios), hasta el 2007 donde un accidente de uno de ellos llevará a un doctor a destapar la historia.

Una narración bien elaborada con un elenco a la altura para una película con la peculiaridad de estar filmada en 4 idiomas (castellano, catalán, inglés y alemán) dependiendo del personaje y del momento. Un detalle de calidad que añade calidad a esta historia que refleja “cómo el pasado te afecta aunque no lo conozcas”.

TikTik, por otro lado, pecó de los éxitos de la anteriormente comentada sin ganar demasiado en espectacularidad. Una película de Ciencia-Ficción desde Filipinas sobre su versión local de los vampiros (o “aswang”). Con un look visual muy trabajado y cinematográfico, mucha acción y divertida a ratos no logró satisfacer al personal tanto como podría pronosticarse de un film tan “palomitero”.

Ya el viernes empezamos una gran tarde en el Cine Palafox con el cortometraje Death of a shadow, una pequeña historia con más imaginación que el 90% de las películas que normalmente vemos sobre una realidad distópica en la que unas personas pueden fotografiar las muertes y revivir así ese momento de sufrimiento. Una gran explosión de creatividad (ojo, con un elevado presupuesto) para una historia de la que mejor no saber nada y disfrutar viendo.

Forgotten abrió la sección oficial con una historia de una mujer que vuelve a la isla dónde pasó su infancia para revivir una serie de trágicos sucesos con una muerte y un fantasma. Una historia nada original y con exceso de trasfondos sin sentido que la hacen aburrida, lenta y predecible.

Tras ella llegó Charm supuso (a nuestro parecer) la segunda grata sorpresa de NOCTURNA tras Jug face del martes. Esta cinta dirigida por el neófito Ashley Cahill pone a los espectadores directamente a su lado, no solo porque la dirige, protagoniza, produce y edita, si no porque comienza con una frase demoledora: “Si alguien usa el teléfono durante esta película, tenéis el derecho de pegarle hasta matarle.”

La historia nos lleva a Londres para descubrir desde el minuto uno a un treintañero trastornado (Malcolm) que protagoniza un falso documental con dos amigos sobre un supuesto “manifiesto” creado por él en el que la sociedad aburguesada de estados unidos debe luchar contra el sistema a través de la violencia puntual y espontánea. Así seguimos a un joven que con simpatía nos demuestra como se convierte en un asesino en serie y, lo peor, es que logra ponernos de su lado. Algo que termina cuando pierde los papeles, deja de pensar en su “manifiesto” y empieza a eliminar a sus amigos (los únicos que nos demostraban que era simpático). Una película para reflexionar sobre la violencia y disfrutar de un buen rato en el patio de butacas.

Con la sala 2 del Cine Palafox a rebosar, con parte del elenco sentado en las escaleras por falta de butacas disponibles y tras las disculpas del director de Scifiworld y del Festival, pudimos ver Al final todos mueren. Una cinta coral que sin muchas pretensiones consigue ser una película redonda, constituida por un prólogo y epílogo de Javier Fesser y con cuatro cortos vagamente interrelacionados entre sí.

Al final todos mueren nos acerca a un final del Mundo mucho más humanizado de lo que suele serlo en las películas que tratan esta temática, hablando de las relaciones humanas, el amor, la necesidad de dejar huella y el ansia por la supervivencia. Son los temas a los que nos acerca este film, cargado de buenas intenciones y de buenas interpretaciones, Manuela Velles, Javier Botet, Miguel Ángel Muñoz, Ismael Fritschi, Andrea Duro o Macarena Gómez, son algunos de los actores que completan un reparto que nos demuestra que el cine español, no está muerto, sino que tiene un futuro deslumbrante

Previo al pase de este largometraje disfrutamos de una brisa de aire fresco con el corto Curvas de David Galán. Una historia que sin grandes aspiraciones y ambientado en la clásica historia de “la niña de la curva” consigue claramente su objetivo, arrancar una sincera carcajada del espectador.

Cerró la noche The Texas chainsaw massacre 3D, una nueva revisión de la historia de Cara de Cuero/Leatherface/Ed Gein. Poco más que contar para 91 minutos de sangre, acción y masacre en tres dimensiones. Perfecto para la sesión golfa.

FORO DEL ARTÍCULO
¿Quién eres?

Tu mensaje

Control anti-spam. Escriba los siguientes caracteres:

Alojados en NODO50.org
Licencia de Creative Commons