Menú
laRepúblicaCultural.es - Revista Digital
Inicio
LaRepúblicaCultural.es - Revista Digital
Síguenos
Hoy es Domingo 24 de marzo de 2019
Números:
ISSN 2174 - 4092

Dos autores posmodernos en Efectos secundarios y To The Wonder - LaRepúblicaCultural.es - Revista Digital

Desde que a comienzos de los noventa diera relumbre y espaldarazo al cine independiente, léase “Sundance style”, con Sex, Lies, and Videotape, Steven Soderbergh más que seguir inscrito en una categoría cinéfila, parece haber seguido, sin complejos, sus apetitos creativos. Lo que le sitúa en el lugar privilegiado donde habitan los autores. Porque Soderbergh, del que somos aficionados, (Magic Mike (2012), Indomable (2012), Contagio (2011), El soplón (2009), The Girlfriend Experience (2009), Che: El argentino y Che: Guerrilla (2008), entre otras que también hemos visto) es un autor que como afirma el crítico Ángel Sala, lleva a cuestas una carrera coherente quien nos va sorprendiendo con cada nueva obra. Prolífico, tanto o más que Woody Allen, a Soderbergh le gusta debatir temas candentes y sobre todo dentro de su engranaje artístico (ya sea con el camuflaje de strippers, pandemias, la prostitución de lujo, el espionaje, o las “bitter pills” como en este caso) habla de economía, mucho de economía.

Dos autores posmodernos en Efectos secundarios y To The Wonder

Clasicismo que mira a Hitchcock y cine primigenio

Versión para imprimir de este documento Versión imprimir
Efectos secundarios
Ampliar imagen

Efectos secundarios

Cartel del film de Steven Soderbergh

Efectos secundarios
Ampliar imagen
Efectos secundarios

Cartel del film de Steven Soderbergh

Click en las imágenes para ampliar

Blanca Vázquez – La República Cultural

Desde que a comienzos de los noventa diera relumbre y espaldarazo al cine independiente, léase “Sundance style”, con Sex, Lies, and Videotape, Steven Soderbergh más que seguir inscrito en una categoría cinéfila, parece haber seguido, sin complejos, sus apetitos creativos. Lo que le sitúa en el lugar privilegiado donde habitan los autores. Porque Soderbergh, del que somos aficionados, (Magic Mike (2012), Indomable (2012), Contagio (2011), El soplón (2009), The Girlfriend Experience (2009), Che: El argentino y Che: Guerrilla (2008), entre otras que también hemos visto) es un autor que como afirma el crítico Ángel Sala, lleva a cuestas una carrera coherente quien nos va sorprendiendo con cada nueva obra. Prolífico, tanto o más que Woody Allen, a Soderbergh le gusta debatir temas candentes y sobre todo dentro de su engranaje artístico (ya sea con el camuflaje de strippers, pandemias, la prostitución de lujo, el espionaje, o las “bitter pills” como en este caso) habla de economía, mucho de economía.

Se estrena en DVD y Blu-Ray una de sus última obras, (aunque afirmara que dejaba el cine, no es así, pues llegó a Cannes 2013 con Behing The Candelabra, producción de HBO, ¿se nos pasa Soderbergh a la tele?), pero volvamos a la que se estrena para nuestra pantalla casera, hablo de Efectos secundarios.

Con cierto clasicismo que mira a Hitchcock y muchas texturas digitales, este “mainstream” con alma “indi” nos lleva como una montaña rusa por diferentes estados de emoción, desde el drama sobre la depresión, la medicación excesiva auspiciada por psiquiatras y médicos, al thriller y misterio derivados de un asesinato, o las vueltas de tuerca propias de cualquier investigación por libre. Primeros planos que dialogan por sí solos, tomas digitales para hablar del pasado, sobria pero compleja película, a cada avance del rodaje vamos cambiando de género, contando con la complicidad de unos actores en estado de gracia, incluida la rescatada para el cine Catherine Zeta Jones. Pero sin duda la labor más eficiente recae en Jude Law, que últimamente demuestra ser un gran actor, y la singular Rooney Mara, llena de contrastes y matices.

Efectos secundarios es un film elegante, entretenido, reflexivo, siempre crítico con la sociedad contemporánea y su dominación bajo el yugo económico y especialmente es una película que reivindica y adscribe una modernidad que no tiene nada que ver con el continuo ensordecedor derroche de efectos digitales deshabitados de sesera.

Y desde luego el que no tiene complejos de seguir sus impulsos creativos es Terrence Malick, cuya casi continuación de El árbol de la vida se estrena ahora en DVD y Blu-Ray, me refiero a la espiritual To The Wonder. Pasados los primeros minutos de sorpresa y acomodo, el film que se presentó en el Festival de Venecia 2012 dejó un reguero de críticas de todo tipo, decantándose la balanza más hacia la decepción, incluso en aquellos que nos gusta Malick. Aún no tan completa ni lírica como la anterior, To The Wonder sigue la estela de un cine creativo muy autoral, alejándose de las metodologías habituales. En este caso, o el caso Malick, prima la fotografía, y un estilismo que se basa en travellings cortados, primeros planos muy íntimos, el uso de la luz natural como premisa y ese intento de expresar los sentimientos desde una perspectiva visual, captar el sentimiento al vuelo. Muy loable, aunque pueda llevar a una incomprensión del espectador medio, aquel que busca el entretenimiento y la evasión.

Esta vez Malick pretende perseguir con su cámara al amor de pareja. Al que contrapone el amor de un sacerdote por su Dios, y de alguna manera, como la duda y el desgaste acaba apareciendo en ambos casos. Quizá Malick ha entrado más a saco, esta vez, con la religión, dándole un alcance más prominente que en El árbol… donde ya insinuaba una especie de espiritualidad new age.

Repleta de lírica, si bien no deja de pisar una peligrosa frontera que puede oler a noñería ridícula, pasa no obstante el examen y deja un poso de buen cine, a pesar de parecer que esta vez no ha cocinado a fuego lento sus genialidades. Con estrellas de la talla de Ben Affleck y Rachel McAdams, con Olga Kurylenko y nuestro Javier Bardem, To The Wonder es un film interesante, que quiere traducir el sentimiento del amor con escasas palabras, es casi como que éstas molestasen, intenta retratar con la cámara nerviosa la plenitud del amor y también el vacío del fracaso, y la búsqueda de un sentido a la vida, y como resultado aporta otra manera de hacer cine, un cine primigenio, que lleva a aquellas imágenes del cine silente que tanto querían expresar.

DATOS RELACIONADOS

Título original: Side Effects, 2013
Duración: 105’
País: Estados Unidos Estados Unidos
Director: Steven Soderbergh
Guión: Scott Z. Burns
Intérpretes: Rooney Mara, Jude Law, Catherine Zeta-Jones, Channing Tatum, Vinessa Shaw, David Costabile, Andrea Bogart, Polly Draper, Mamie Gummer
Fotografía: Steven Soderbergh
Música: Thomas Newman
Productora: Entertainment One / 1984 Private Defense Contractors / Di Bonaventura Pictures / Endgame Entertainment


Título original: To the Wonder, 2012
Duración: 112’
País: Estados Unidos Estados Unidos
Dirección y guión : Terrence Malick
Intérpretes: Ben Affleck, Olga Kurylenko, Rachel McAdams, Javier Bardem, Tatiana Chiline, Charles Baker, Romina Mondello
Fotografía: Emmanuel Lubezki
Música: Hanan Townshend
Productora: Magnolia Pictures / FilmNation Entertainment / Redbud Pictures

FORO DEL ARTÍCULO
¿Quién eres?

Tu mensaje

Alojados en NODO50.org
Licencia de Creative Commons