Menú
laRepúblicaCultural.es - Revista Digital
Inicio
LaRepúblicaCultural.es - Revista Digital
Síguenos
Hoy es Miércoles 20 de septiembre de 2017
Números:
ISSN 2174 - 4092

El detective moribundo, de Leif GW Persson - LaRepúblicaCultural.es - Revista Digital

Nueva obra de Persson en claro homenaje al cuento homónimo de Conan Doyle, actualizado, eso sí, pero que respeta el espíritu de aquel gran inglés de pipa de arcilla, genio indomable y gustos particulares. Si ya Persson era una clara referencia de la novela policíaca sueca esta nueva obra es un nuevo jalón en ese camino, el trono vacante de Mankell tiene sustituto. Bien es cierto que no es la obra que nos esperábamos quienes ya habíamos leído Linda, como el asesinato de Linda o Quien mate al dragón, el cambio de rumbo es sorprendente, se pasa del empleo del humor en grandes cantidades a una visión, digamos, más convencional y que recuerda a lo más granado de la novela policíaca sueca, la más tradicional y la mejor.

El detective moribundo, de Leif GW Persson

Un homenaje a la novelística policíaca nórdica

Tip A Friend  Enviar
imprimir documentoVersión para imprimir de este documento Versión imprimir
El detective moribundo
Ampliar imagen

El detective moribundo

Portada de la novela de Leif GW Persson

El detective moribundo
Ampliar imagen
El detective moribundo

Portada de la novela de Leif GW Persson

DATOS RELACIONADOS

Título: El detective moribundo
Autor: Leif GW Persson
Editorial: Grijalbo (2013)
Páginas: 462
ISBN: 978-84-2534-976-8

Sergio Torrijos – La República Cultural

Nueva obra de Persson en claro homenaje al cuento homónimo de Conan Doyle, actualizado, eso sí, pero que respeta el espíritu de aquel gran inglés de pipa de arcilla, genio indomable y gustos particulares.

Si ya Persson era una clara referencia de la novela policíaca sueca esta nueva obra es un nuevo jalón en ese camino, el trono vacante de Mankell tiene sustituto. Bien es cierto que no es la obra que nos esperábamos quienes ya habíamos leído Linda, como el asesinato de Linda o Quien mate al dragón, el cambio de rumbo es sorprendente, se pasa del empleo del humor en grandes cantidades a una visión, digamos, más convencional y que recuerda a lo más granado de la novela policíaca sueca, la más tradicional y la mejor.

Todo arranca con un percance en la salud de Lars Martin Johansson, personaje que aparecía en otras obras de Persson, que le confina en el hospital y luego en su domicilio para una penosa convalecencia. Esos hechos dan lugar a la investigación de un asesinato ocurrido 25 años atrás, cuya investigación llevó a cabo el ínclito Evert Blackstrom. La víctima fue una niña, lo cual, genera mayores dosis de repulsa, indignación y repulsión por parte de todos los afectados pues se mezcla la atrocidad del crimen con apetitos sexuales aborrecibles.

La revisión de semejante investigación desde lo que es el comienzo hasta su desarrollo se entremezcla con los sentimientos de los afectados, sentimientos a flor de piel, los policías implicados y el entorno de Johansson que actúan a modo de altavoz de lo que la sociedad pensaría sobre semejante crimen.

Es por ello una obra mucho más convencional, una inmersión en un mundo donde no existía la tecnología de ahora y todo era mucho más artesanal.

La novela es un homenaje a la novelística policíaca nórdica y también a lo que representa el propio protagonista que no es otra cosa que un policía jubilado y enfermo pero que, aún así, sigue siendo policía y nunca dejará de serlo, implicado en su trabajo hasta lo máximo posible e incluso en algún momento se llega a apuntar que policía se nace no se hace. Nada que ver la idea del policía de la fría Suecia con los nuestros, aunque eso sería otro debate, pero que engarza con lo que es una sociedad avanzada, es decir, aquella que la gente puede elegir su profesión según su gusto y ánimo y no según sus necesidades básicas vitales. Porque lo que reflejan estas novelas no es otra cosa que una sociedad y la confrontación de lo ajeno con lo propio resulta tan brutal y tan injusta que parece vivamos en mundos paralelos.

Es complicado hablar de novela policíaca sueca y no tener a Mankell circulando bien por nuestra mente o bien por nuestra librería de cabecera, la huella es demasiado profunda, si bien Persson tiene elementos que destacar. Sus historias son muy creíbles, sus personajes tienen la viveza que les dan el hálito de los buenos narradores y su recreación de ambientes muy sugerentes, sin duda tiene mucha mano para la escritura, aunque le falta esa puesta en escena del de Ystad. De todas formas Persson juguetea con el género y a estas alturas no me extrañaría que emprendiera un rumbo totalmente diferente como lo ha sido para mí esta novela. Personalmente me entusiasmó su idea de sumarle humor a una investigación policial pero debo reconocer que El detective moribundo es una muy buena novela, que se lee sin descanso y que atrapa sin piedad. Las mañas del escritor se perciben por toda la obra y su buen hacer se palpa en la rapidez con que se devora la obra, porque se lee en dos días o incluso menos dependiendo de la disponibilidad de tiempo.

Leer a Persson es reconciliarte con los nórdicos y con toda esa narrativa con la que he disfrutado y que muchos lectores también lo han hecho. Sencillamente es de lo mejor en cuanto a obra policíaca y no sólo en cuanto a su ubicación geográfica sino en general, hablando de las cosas que se publican en nuestro país. Se puede arrimar a un señor italiano, a un griego, a un irlandés que vive en Estados Unidos o a una francesa y a algún americano pero en esa pequeña pléyade de buenos escritores se encuentra este sueco. No sólo por esta obra que es verdaderamente buena sino por su producción, a estas alturas de un nivel muy por encima de la media.

FORO DEL ARTÍCULO
¿Quién eres?

Tu mensaje

Control anti-spam. Escriba los siguientes caracteres:

Alojados en NODO50.org
Licencia de Creative Commons