Menú
laRepúblicaCultural.es - Revista Digital
Inicio
LaRepúblicaCultural.es - Revista Digital
Síguenos
Hoy es Lunes 16 de julio de 2018
Números:
ISSN 2174 - 4092

Nuevo comunicado sobre el escándalo del Premio "Viaje del Parnaso", de poesía - LaRepúblicaCultural.es - Revista Digital

Nuevamente, los finalistas del premio de poesía de Valdepeñas nos remiten un comunicado insistiendo en destapar el escándalo que ha supuesto la entrega del mismo a un miembro del jurado el año anterior (y previsiblemente el siguiente). Inciden esta vez en una serie de puntos relacionados con los pasos seguidos tras la entrega del mismo que, parece, van encaminados al mismo lugar. Los finalistas del II Premio de Poesía “Viaje del Parnaso” nos vemos obligados a realizar un nuevo comunicado de denuncia sobre su concesión a Luis Antonio de Villena.

Nuevo comunicado sobre el escándalo del Premio "Viaje del Parnaso", de poesía

Aumenta el escándalo del II Premio "Viaje del Parnaso", aseguran los finalistas

Versión para imprimir de este documento Versión imprimir

Nuevamente, los finalistas del premio de poesía de Valdepeñas nos remiten un comunicado insistiendo en destapar el escándalo que ha supuesto la entrega del mismo a un miembro del jurado el año anterior (y previsiblemente el siguiente). Inciden esta vez en una serie de puntos relacionados con los pasos seguidos tras la entrega del mismo que, parece, van encaminados al mismo lugar.

Aumenta el escándalo del II Premio Viaje del Parnaso 

Los finalistas del II Premio de Poesía “Viaje del Parnaso” nos vemos obligados a realizar un nuevo comunicado de denuncia sobre su concesión a Luis Antonio de Villena.

  1. En contra de lo que se anunció, la editorial Visor ya ha publicado el libro objeto de impugnación. Se afirmó el día del fallo que estaría en la calle en febrero de 2008. ¿Por qué se han apresurado a editarlo?
  2. Este 29 de noviembre se organizó una presentación en el Círculo de Bellas Artes de Madrid, con tan mala fortuna que ¡no acudió al acto ni un solo medio de comunicación! Se suspendió la presentación para el próximo 15 de enero. ¡Y no asistió al acto ningún miembro del jurado! Ni siquiera De Villena apareció por la sala. Bochornoso, por lo menos.
  3. Estas prisas sólo pueden responder al deseo de que el escándalo denunciado sobre el carácter “no inédito” de la obra, entre otras cosas, no vaya a más, y actuar con la política de los hechos consumados. Destruir la prueba del delito, vamos, a toda pastilla… y a por la pasta.
  4. Estamos absolutamente convencidos de que el libro publicado ha sido expurgado, quitándole una decena de poemas que nosotros hemos descubierto que ya podían estar editados en dos libros: “La prosa del mundo” (Ediciones 4 de agosto) y en “Países de luna” (Edición del Centro Cultural Generación del 27). ¿Cómo es posible que no hayan querido ni permitido cotejar el original real (si es que existe o existió), que presentó el autor en su día, con estos dos libros editados, comercializados y distribuidos, como les propusimos nosotros? ¿Por qué a ninguno de los responsables le surgió siquiera la curiosidad? ¿Cómo se llama a los que, desde entidades públicas, dejan que se produzcan irregularidades o miran para otro lado sin interés por destaparlas, o aclararlas?
  5. Con las prisas, aún así, se les ha colado un poema publicado: “Gloriosos desnudos”, textualmente idéntico al que aparece en “Países de luna” y que es una pequeña muestra de lo que había. El poema “Ahorcados”, al que hizo referencia directa De Villena al recibir el premio para explicar el contenido del libro galardonado, ha desaparecido. Misterios de la poesía. ¡Y afirmó que no iba a tocar ni una coma del manuscrito presentado! Y eso ya es síntoma de cómo han ido las cosas, y de lo que había que tapar.
  6. En varios escritos dirigidos al alcalde de Valdepeñas –ejemplo de interés por la transparencia democrática; eso sí, amigo de sus amigos–, pedimos que se custodiara el manuscrito premiado para evitar su manipulación. No sólo nadie, ni del Ayuntamiento ni del jurado ni de la Caja Castilla la Mancha, responsables del premio, nos ha respondido una palabra, sino que, incluso, se han negado a recibir las cartas que les hemos enviado. Al menos hasta hoy, un mes después, no sabemos nada de su destino, pese a enviarlas, algunas, certificadas y con acuse de recibo. ¿Hasta qué grado de mezquindad y desprecio se puede llegar?
  7. Todo este comportamiento nos recuerda tiempos pasados que creíamos olvidados. Pero resulta que vivimos en democracia y este premio está pagado, en parte, con dinero público, y por una entidad de ahorros que se debe a sus ahorradores. ¿Cuánto? Aparte de los 18.000 euros que el editor se libra de pagar por derechos de autor, hemos de añadir los gastos del jurado (¿cuánto cobró, por ejemplo, Caballero Bonald por éste y, ya que estamos, por todos en los que participa anualmente de la mano de Chus Visor?) y de los seleccionadores previos, la cena del fallo, viaje de los finalistas, presentaciones en Madrid (han dicho que el 15 de enero será el acto en El Palace) y, sobre todo, costes de la edición y promoción general del premio. ¿Quién controla todo este dinero?
  8. Pero hay más: en el libro recién publicado aparece un “postfacio” que “postfacia” así: “escribí este libro entre febrero de 2004 y los días finales de octubre de 2007”. ¡Una semana después de fallado el premio y cinco meses después de finalizado el plazo de entrega de originales todavía estaba el vate dale que dale!… ¡Ancho es Valdepeñas y con mi premio hago lo que me da la real gana! Cambio el título y todo lo que haga falta. ¡Finalistas a mí! Yo finalizo el libro cuando me sale de la papada.
  9. Y todavía más: el libro, sencilla y llanamente, ¡no es poesía! Prosa, prosa, y nada más. Cualquier lector podrá comprobarlo. Lo que hubiera sido automáticamente descalificado -si el autor fuese alguien incómodo- por no ajustarse a las bases del premio, que especifica que es de “poesía” cuantificable “en versos”, en el caso del parnasiano De Villena ha sido mérito sobresaliente. Ya se sabe, esto de los géneros es tan relativo que las cosas son según quién las haga.
  10. Y más: uno de los poemas del libro está dedicado a José Caballero Bonald, al que cita con mucho compadreo (“Pepe Caballero… ¿Lo oyes, Pepe?”), quien fue, mira por donde, miembro del jurado que lo premió a él y con quien ha compartido decenas de jurados, también de la mano de Chus Visor, porque a estas lides hay que ir bien aconsejado. Anonimato puro, ya ven.
  11. Este cúmulo de irregularidades se suma a las anteriores: el que De Villena haya sido miembro del jurado del I Premio Viaje del Parnaso –el mismo que el de este año- y les haya dicho “hasta pronto” y aquí estoy, gracias; el que no se sepa en realidad quiénes fueron los miembros del jurado y si votaron o no; el que la noche del fallo el presidente, Ángel González, afirmara que se había dado por “mayoría” y ahora afirman todos que fue “por unanimidad”, cuando uno de los miembros del jurado aseguró esa misma noche incluso “que por los pelos”; que no sepamos si existe una resolución del Ayuntamiento que ampare legalmente todos estos actos y gastos, etc.
  12. Para acabar, la desfachatez de De Villena y su editor, Jesús Visor, no tiene límite. Visor controla diez de los premios más importantes de nuestro país, con los que seguramente mueve, de una manera u otra, más de 200.000 euros “limpios” al año. De Villena confiesa en la revista LEER (número de 188 de diciembre 2007) que “no todos los poemas de un poemario tienen que ser inéditos” y que “vivimos en un mundo dominado por el dinero y donde las editoriales, es verdad, se arriesgan poco. Nos podemos preguntar, de paso, si es bueno que las editoriales y las instituciones pacten los premios. Porque es una costumbre generalizada”. Donde nosotros hablamos de sospecha, él confiesa sin rubor que es tongo puro y duro. Luego este premio le han dado, también fue pactado, claro. Tontos nosotros, al no saberlo y ahora pretender cambiar las cosas denunciándolo. ¿Cuántos como nosotros sabrán de componendas e irregularidades del mismo tipo o parecido? Pues no, señor cultiparnasiano, no. No puede ser costumbre lo que es corrupción, injusticia, amiguismo. No puede ser bueno lo que es fraude, farsa, trapicheo y malversación de dinero público. Si le quedara una brizna de honradez debería devolver los 18.000 euros y el Ayuntamiento anular el Premio. Usted, que no se mordió la lengua a la hora de tachar al poeta Antonio Gracia de “tramposo” cuando no comunicó que una obra suya ya había sido premiada, aplíquese el apelativo en superlativo. En fin, un premio que queda ya tocado, para desprestigio del pueblo de Valdepeñas, que no se lo merece. 

 

Santiago Trancón, Esteban Martínez Serra y Javier García Cellino 

Artículo Nuevo comunicado sobre el escándalo del Premio "Viaje del Parnaso", de poesía y viñetas de Enrique Flores en su blog Cuatro Cosas, que publicamos también en LaRepúblicaCultural.es - Revista Digital
FORO DEL ARTÍCULO
¿Quién eres?

Tu mensaje

Control anti-spam. Escriba los siguientes caracteres:

Alojados en NODO50.org
Licencia de Creative Commons