Menú
laRepúblicaCultural.es - Revista Digital
Inicio
LaRepúblicaCultural.es - Revista Digital
Síguenos
Hoy es Domingo 21 de enero de 2018
Números:
ISSN 2174 - 4092

Alberto Cerezuela y los "Enigmas y leyendas de Almería" - LaRepúblicaCultural.es - Revista Digital

Curioseando entre las estanterías de la sección de ensayos, a la que soy muy aficionada, en mi pequeña librería de ciudad, -esos últimos mohicanos a los que aún soy fiel-, quiso sobresalir de entre la gran variedad que bailaba ante mis ojos, un volumen no muy extenso sobre leyendas de nuestra tierra, de nuestro pasado y también presente. Estoy un poco hasta las domingas de que todos conozcamos, fotograma más fotograma, palabras entre páginas, hasta el más mínimo rincón del paisaje yanqui, su historia, que es mínima, su crímenes, sus tarados, y sus genios. Resulta que nuestra casa la tenemos a rebosar del polvo del desconocimiento en casi todos sus rincones. Por lo tanto, decidida a adentrarme en una road literaria diferente, decidí atrapar aquel libro, Enigmas y leyendas de Almería, que sobresalía un dedo del resto de la fila, a pesar de ciertos reparos escépticos.

Alberto Cerezuela y los "Enigmas y leyendas de Almería"

Reseña y entrevista con el escritor.

Tip A Friend  Enviar
imprimir documentoVersión para imprimir de este documento Versión imprimir
Enigmas y leyendas de Almería
Ampliar imagen

Enigmas y leyendas de Almería

Portada del libro de Alberto Cerezuela "Enigmas y leyendas de Almería".

Enigmas y leyendas de Almería
Ampliar imagen
Enigmas y leyendas de Almería

Portada del libro de Alberto Cerezuela "Enigmas y leyendas de Almería".

DATOS RELACIONADOS

Título: Enigmas y leyendas de Almería
Autor: Alberto Cerezuela Rodríguez
Editorial: CULTIVAlibros
Páginas: 204
Precio: 10 €

    Turismo enigmático

Blanca Vázquez - La República Cultural

El verdadero misterio del mundo es lo visible, no lo invisible"
Oscar Wilde

Curioseando entre las estanterías de la sección de ensayos, a la que soy muy aficionada, en mi pequeña librería de ciudad, -esos últimos mohicanos a los que aún soy fiel-, quiso sobresalir de entre la gran variedad que bailaba ante mis ojos, un volumen no muy extenso sobre leyendas de nuestra tierra, de nuestro pasado y también presente.

Estoy un poco hasta las domingas de que todos conozcamos, fotograma más fotograma, palabras entre páginas, hasta el más mínimo rincón del paisaje yanqui, su historia, que es mínima, su crímenes, sus tarados, y sus genios. Resulta que nuestra casa la tenemos a rebosar del polvo del desconocimiento en casi todos sus rincones. Por lo tanto, decidida a adentrarme en una road literaria diferente, decidí atrapar aquel libro, Enigmas y leyendas de Almería, que sobresalía un dedo del resto de la fila, a pesar de ciertos reparos escépticos.

Encantada que me he quedado con lo que nos cuenta Alberto Cerezuela Rodríguez, almeriense del 82, admirador, según confiesa, de Stephen King. Pero lo suyo no ha sido catapultarse en el mundo de la ficción sobrenatural a lo primo carnal de Iker Jiménez. No, nada de eso. Más bien se ha adentrado objetivamente en las leyendas reales que acechan detrás de la historia de todo pueblo, provincia y país. En este caso, ha echado mano de lo que más conoce, Almería, y ha conseguido que la miremos con otros ojos; con ojos sorprendidos y desconcertados. Tal ha sido el éxito de este primer intento por recopilar, investigar, y contarnos los enigmas y leyendas de esta cálida y cinematográfica tierra, que la editorial Cultiva libros, que se hizo con la publicación, agotó la primera edición en diez días. De la cuarta edición apenas quedan migas, preparándose ya una quinta edición. Y es que no es para menos. Enigmas y leyendas de Almería , además de ser la mejor tarjeta de invitación a visitar la provincia de Almería, es un ensayo muy ameno y riguroso, sin danzar en el amarillismo.

Este libro es el resultado, afirma Cerezuela, de días de investigación, noches en vela indagando en bibliografías diversas, horas de darle a la tecla, y de interminables consultas en las hemerotecas, así como visitas, rascando del tiempo libre, a los lugares de las historias que aquí se cuentan. Historias de todo tipo y leyendas para todos los gustos:

Almería quizá tenga un motivo adicional para celebrar el 14 de febrero; o para colocar una estatua del mítico John Lennon en una de sus Ramblas principales; o para llamar a alguna de sus calles Walt Disney; o para conducir de noche con cierta aprensión; o para acercarse a Laroya a hacer una barbacoa sin necesidad de cerillas; o sentarse a disfrutar de la noche en Alcolea, sin llevar linterna; e incluso ese turismo religioso al que tan bien le vienen las reliquias arqueológicas o las historias de la España pobre e ignorante con las que Camilo José Cela construiría una segunda o tercera parte de su "Santos Inocentes", pero a lo bestia.

Como ven, no hay momento para bostezos, se lo aseguro. Lo único que yo le echo en cara al autor, es su extensión, corta, muy corta. !Me has dejado con las ganas Cerezuela!, como le diría Scully a Mulder.

Además de las ocho paradas en las que reposta historias, Enigmas y leyendas de Almería contiene exquisitas citas de entrada a cada leyenda (el comienzo de este texto pertenece al libro), y un anexo adicional a cada capítulo con notas de lo más sustanciosas, entre las que descubrimos curiosidades varias y hechos históricos, o recordatorios de ciertos sucesos como el del terremoto que asoló la provincia, en la Baja Alpujarra, en 1804.

Amablemente su autor, Alberto Cerezuela, me ha concedido una corta entrevista con la que completar esta reseña.

¿Cómo o por qué le vino la idea de preparar un libro sobre casos enigmáticos, o leyendas, de esa Almería, con lo que ello conlleva de ardua investigación? …Acaso pasión por su tierra?

Pasión por mi tierra no me falta. Almería esconde muchas cosas que merecen ser admiradas, no sólo desde el punto de vista del misterio, sino en cuanto a historia, monumentos, bellísimas localizaciones, diverso tipo de enclaves (desiertos, playas que nada tienen que envidiar a las del Caribe, un mar de plástico que ha sido el sustento de la economía… y hasta unos “campos de fresas”), y me da la impresión que desde fuera puede ser una tierra un tanto olvidada. Quería dar a conocer algunos de los enigmas más importantes, y sobre todo profundizar en ellos hasta descubrir detalles, datos y pistas que hasta ahora no se conocían. Tengo que confesar que la idea principal era satisfacer mi curiosidad pero al ir encontrándome con material y quedar atrapado en las investigaciones, me dije: ¿por qué no intento publicar un libro? Y creo que el resultado no ha podido ser mejor en cuanto a difusión y éxito.

Impregna usted la prosa del ensayo de una dulce candidez, que dan a los temas tratados paralelismo con los guiones de aquella serie mítica, “Expediente X”, actualmente con película en los cines.

Es que yo “me crié” con Mulder y Scully. Hasta en mi cuarto tenía el famoso posters que el agente Mulder cuelga en su despacho, ese ovni sobrevolando un campo bajo la gran frase “I want to believe”. Esa serie me ha acompañado en muchos momentos de mi vida (la he revisionado más de diez veces) y es normal que algo de su esencia quedase impregnado en mí y quizá se haya visto reflejado en varios capítulos.

!Tiene que ser usted el sueño de yerno ideal para toda suegra! Ha tratado en el libro a todos los implicados, desde personalidades a gente sencilla, con autentico respeto y devoción.

¡Tendrá que preguntarle a mi suegra! Aunque no sé yo si dirá lo mismo…. Bromas aparte, siempre he dicho que esos testigos, los que vivieron lo imposible en sus carnes, son los verdaderos protagonistas del libro. Sin ellos no hubiera sido posible hacer “Enigmas y Leyendas de Almería”, y merecen todo el respecto del mundo. Son personas sencillas como cualquiera, que nadie les dio a elegir cuando se encontraron mirando frente a frente al misterio. Siempre los llevaré en mi corazón, sobre todo porque ellos se abrieron a mí, a sabiendas de que no es fácil contar una experiencia desagradable a un extraño.

He disfrutado mucho con “Enigmas y leyendas de Almería”. Me ha parecido un recorrido turístico diferente, para variar del de chiringuito de gambas. Turismo religioso, para los amantes de lo sobrenatural, de los mitos, turismo histórico, y hasta de la Almería profunda. Pero, la verdad, me ha sabido a poco. ¿Alguna previsión de un segundo volumen?

En un principio iban a salir unas cincuenta páginas más, pero por cuestiones de tiempo, espacio, la editorial y otra serie de factores, el libro se redujo a las doscientas páginas que tiene. Le puedo adelantar que el segundo volumen saldrá para finales de este año, quizá antes. Está avanzadísimo y contendrá más enigmas y leyendas (bastante menos conocidos). Será más extenso, más íntimo, con muchas más localizaciones y testigos, y es el resultado de casi año y medio de investigaciones.

Hablando de la España profunda, ¿consiguió, a través de la varias ediciones del libro, que algunos de los que vivieron la experiencia de la luz roja de Alcolea se pusiera en contacto con usted?

A los pocos días de salir la primera edición, me llamó el alcalde de Alcolea, diciéndome que él sabía la historia. Previamente y en varias ocasiones, llamé al Ayuntamiento para preguntar por el tema, y me dijeron que no sabían nada. Quizá no me tomaron en serio o puede ser que los empleados de allí no le hicieran llegar el mensaje al propio alcalde. Tengo nuevos datos del caso y he hablado con alguna persona que lo vivió de cerca. Con las personas implicadas es complicado hablar pues según me han dicho, varios de ellos ya han fallecido. En la segunda parte del libro dedicaré unas cuantas páginas a profundizar y quién sabe si esclarecer este apasionante misterio.

¿Qué impresión le dio, entre toda la documentación consultada, el diario republicano de principios del siglo XX, “El popular”, con respecto a la prensa actual?

Hay bastantes diferencias. Por ejemplo no hay artículos de opinión, ni entrevistas, las noticias están bastante “vigiladas” por la situación política de cada época, etc. Con respecto al caso concreto de “El Popular”, me llama la atención la valentía de esos intrépidos reporteros que consiguieron dejar a un lado sus temores para, por ejemplo, desplazarse hasta la cárcel para hablar con los acusados del caso del crimen de Gádor, y con el famoso “hombre del saco”.

¿Tuvo en algún momento la osada idea de hablar con los descendientes o algún familiar de uno de los imputados en el crimen de Gádor, Francisco Ortega “El Moruno”?

No he encontrado, aparentemente, a ningún descendiente con vida. Digo aparentemente porque sí que hay “Ortegas” en la zona y podrían ser familiares, pero a mí me lo negaron. Lo más cerca que he estado de familiares de este tema es con un biznieto del juez que instruyó el caso, quien también me ha proporcionado algún dato bastante revelador.

Consigue, al final de cada caso, que haya explicaciones para todos los gustos. ¿Qué enigma o leyenda es su preferida?

Es muy difícil decantarse por alguna. Le tengo especial cariño a “Los fuegos de Laroya”, porque para mí es el enigma más grande que hay en España, y aún está sin resolver. Además no está envuelto en ningún tipo de rareza que pueda llevar a pensar en un fraude. Otro muy especial es el de Walt Disney, pues creo que he aportado bastante información al caso y he conectado varias vías que estaban “en el aire”. Fíjate que a raíz de esto van a hacer un documental llamado “El enigma de Walt Disney”, con un gran presupuesto y que se grabará en Mojácar, Valencia, Madrid, Los Ángeles y Chicago. Incluso quieren contar conmigo para dicho documental. Estoy muy satisfecho con el resultado de las investigaciones que he llevado a cabo.

¿Posibilidad de continuar con leyendas de otras provincias? Le advierto que en Galicia hay para jartarse…

Alguna editorial me lo ha propuesto. Todo se andará, prefiero ir poco a poco y sin descartar nada. Galicia me pilla bastante lejos y sé que allí hay grandes investigadores “del misterio”, pero indudablemente es una tierra que desprende magia por los cuatro costados y que me atrae bastante.

FORO DEL ARTÍCULO
¿Quién eres?

Tu mensaje

Control anti-spam. Escriba los siguientes caracteres:

Alojados en NODO50.org
Licencia de Creative Commons